Santander AM piensa que los inversores volverán a entrar en renta fija emergente

La gestora, que cuenta con el fondo puro de renta fija emergente con mayor patrimonio, explica porque cree que no habrá una crisis de solvencia en estos mercados.

Después de los anuncios de la Reserva Federal en cuanto a la reducción o eliminación de los estímulos monetarios, uno de los activos más castigado por las ventas masivas de los últimos meses fue la renta fija emergente. Pasado el temporal, Alfredo Mordezki, director de Renta Fija Latinoamericana de Santander AM cree que “los inversores volverán a entrar”. La gestora, con su fondo Santander Renta Fija Emergente Plus, indica que no ve que la crisis de balanza comercial pueda transformarse en una crisis de solvencia.

Desde la entidad señalan los principales puntos a tener en cuenta por los mercados en los próximos meses. El foco estará en la solidez de los datos macroeconómicos en EE. UU., que corroboren la viabilidad de la marcha económica sin estímulos, mientras que en la Eurozona continuaran pendientes de la evolución del crédito y el consecuente repunte en la confianza empresarial de la región. En cuanto a China, las publicaciones sobre su actividad económica marcarán el movimiento de los activos emergentes.

Una de las principales preocupaciones del inversor ha estado fijada en los déficits comerciales de estos países. Desde Santander AM matizan que estos “se financian y se corrigen”. La corrección del tipo de cambio, sobre todo en Asia y Latinoamérica, volverá a poner una freno a las importaciones, lo que dará una mayor competitividad a las exportaciones. Esto cerrará buena parte de estos déficits, aclaran desde la gestora.

No ven la crisis de balanza comercial transformarse en una crisis de solvencia. El mundo emergente en los últimos quince años ha ido construyendo un nivel óptimo a través de la reducción de su endeudamiento exterior, la acumulación de reservas internacionales y por medio del crecimiento.

Flujos hacia el activo

En su opinión, los inversores volverán a entrar en la renta fija emergente cuando EE. UU. encuentre un nivel de tipos “de equilibrio” de medio plazo. Hay en el mundo muchísimos inversores institucionales, especialmente los que tienen pasivos de largo plazo como las aseguradoras y fondos de pensiones, que buscan un punto de entrada cuando la volatilidad de tipos se reduzca.

Santander Renta Fija Emergente Plus

El producto de Santander AM ha sufrido reembolsos en el año de 30 millones de euros, aun así, su patrimonio es el más alto de los productos puros de renta fija emergente de las gestoras españolas, cercano a los 48 millones según datos de Inverco a cierre de junio.

La rentabilidad del fondo en los dos años anteriores fue del 11,24% en 2012 y de un 4,98% en 2011. Desde su constitución, ha obtenido una rentabilidad anualizada del 3,91%.