La MiFID II encarecerá los servicios de asesoramiento independiente a particulares

Gonzalo Rengifo, director general en Iberia y Latam de Pictet Funds, advirtió sobre la repercusión de costes en los clientes particulares de normas que en teoría pretenden protegerle, como la MiFID II. En el VI Encuentro de Inversión Colectiva de la APD, Inverco y Deloitte declaró que “un exceso de regulación encarecerá el servicio de asesoramiento para el inversor minorista y aumentará los costes de la industria financiera, con la consiguiente presión en los márgenes. Es necesario que se entienda que hay que pagar por el asesoramiento, algo de lo que los inversores españoles no son conscientes. Esto provocará un cambio cultural, que llevará su tiempo aceptar”.

Opinión compartida por Luís Ojeda, responsable para Iberia de Deutsche AWM: “Debido al aumento de costes en las entidades, dar servicio al minorista dejará de ser rentable y, para tener acceso al asesoramiento financiero, habrá que pagar más”. Sol Hurtado de Mendoza, directora general de BNP Paribas IP para Iberia, también resaltó el encarecimiento de costes para los clientes con menor volumen, por lo que cree que a éstos les podría encajar mejor un asesoramiento dependiente, que tendrá menos requisitos regulatorios y, por tanto, será más económico.

Susana Valero, responsable de Productos y Gestión de Activos de UBS Bank, es optimista, basándose en la experiencia con la RDR en Reino Unido, donde no han tenido una salida de clientes: “Se va a desarrollar un servicio de asesoramiento que aporta valor y que conlleva un cobro explícito, algo de lo que estamos orgullosos. La MiFID II es una oportunidad para renovarnos”.

Para Javier Alonso, director general de Credit Suisse Gestión, la clave estará en conseguir al cliente rentabilidades positivas, “porque con rentabilidades negativas será muy difícil explicarle porqué tiene que pagar por el asesoramiento”. También insistió en que la mayor transparencia en el mercado potenciará la formación de los profesionales, “no solo en productos sino en el contexto global de mercado y en las inversiones a largo plazo”.