¿Está Dragui luchando contra molinos de viento?

By | 17 mayo, 2016

El empeño del BCE en tener controlada la inflación de la eurozona en el 2% ha llevado al mismo a implementar las medidas de política monetaria más extremas de la historia de Europa, llevando los tipos de interés al 0%, la facilidad de depósito al -0.40% e incluso comprando deuda gubernamental y corporativa con tal de generar inflación.

Todos estos intentos por parte del BCE de conseguir por todos los medios la ansiada inflación del 2% han sido inútiles. El QE en la zona euro lleva ya más de un año y desde entonces la inflación subyacente (la que excluye aquellos bienes más volátiles por los precios de la energía) apenas han conseguido elevarse, en el mejor mes, unas pocas décimas, pasando de un 0.6% hará un año a 1.1% en noviembre del año pasado. Desde entonces hasta la actualidad esta tasa siempre se ha movido entre el 0.7% y el 1%, cerrando abril en el 0.8%.1

Si miramos la inflación general, el panorama es aún peor. Los efectos de las turbulencias en el mercado de materias primas, y en particular el petróleo ha hecho que volvamos a deflación, con un último dato de -0.2%. Desde la puesta en marcha del plan del BCE para reactivar la inflación, esta apenas ha podido llegar a una tasa de 0.4%, muy lejos del 2% deseado por parte del banco central.2

Por lo tanto, visto que las políticas monetarias están lejos de surtir efecto, ¿el BCE debería seguir con su obsesión de la estabilidad de precios o debería fijarse también otros objetivos como la FED que vayan más enfocados al crecimiento?

Desde mi punto de vista, la segunda opción es más interesante, mejor la economía y ayudaría con mayor efectividad a alcanzar la primera, tal y cómo ha pasado en Estados Unidos y el Reino Unido, cuyos bancos centrales prefirieron centrarse en recuperar el crecimiento a expensas de la inflación, y cuyos resultados ha hecho que sus niveles de empleo vuelvan a niveles pre crisis. De todos modos, con la actual crisis de demanda en el sector petrolero, la inflación seguirá lo que haga el barril de Brent, con lo que si ahora estamos en deflación y el precio del petróleo vuelva a una zona de 70-80$ puede que lleguemos al ansiado 2% con el que sueña el BCE y de repente, el QE será todo un éxito (inesperado e inmerecido en este aspecto).

Category: ACTUALIDAD Etiquetas: , ,

About Alejandro Carrasco

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y con estudios de Máster en Bolsa y Mercados Financieros por el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB). Con experiencia profesional en diferentes áreas y empresas del mundo financiero tales como la Corporación Atlas, gestionando las inversiones de clientes a través del ejercicio de propietary trader; dentro del área del mercado de valores ha tenido reconocimientos en concursos de talla mundial tales como el OSTC Trading Challenge donde obtuvo el 4º puesto destacándose entre alrededor de 7000 participantes. También cabe destacar sus experiencias internaciones en Londres como bróker de divisas en la empresa Ebury Partners y su experiencia en banca minorista en la BBK y CaixaBank.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *