BCE: el dedo en el gatillo

By | 17 noviembre, 2015

Tras la última comparecencia del BCE, hay algunos puntos interesantes que merecen ser mencionados:

moritz © Creative Commons

moritz © Creative Commons

En septiembre, en su reunión anterior, el BCE – al igual que otros bancos centrales – quería darse un poco más de tiempo para evaluar mejor el deterioro de las condiciones económicas y financieras tras el verano. Pues bien, un mes y medio más tarde, el BCE consideró que los riesgos seguían siendo a la baja, de manera que fue suficiente para pasar de un modo « wait & see » a un modo « work & assess » ;

– El BCE justificó su inquietud a través de cuatro grandes argumentos:

  1. Variables de mercado: i) el precio del petróleo que seguía bajo; ii) el euro que seguía al alza (que ya no es el caso), y iii) la incertidumbre sobre los mercados financieros.
  2. Las condiciones monetarias habían mejorado sensiblemente (incluidas las condiciones crediticias en los países periféricos), pero no se había traducido suficientemente en cifras de crecimiento
  3. El entorno en los países emergentes se había deteriorado, particularmente en China
  4. Por último, el BCE hizo mención a elementos estructurales tales como el todavía importante endeudamiento, así como el desequilibrio entre una tasa de ahorro elevada y una tasa de inversión demasiado débil.

El BCE ha hablado, y tiene el « dedo en el gatillo” para actuar en diciembre. Se están barajando varias opciones de actuación en su política monetaria, pero cuatro están sobre la mesa: una extensión del QE más allá de septiembre 2016 (¿seis meses más?), un aumento del volumen de compras mensuales (¿entre 5.000-10.000M EUR?), aumentar las compras sobre otros activos (¿deuda corporativa?) y bajar (¿-0.10% o -0.20%?) la rentabilidad de los tipos de depósitos en el BCE (actualmente en el -0.2%).
Por otro lado tenemos a la FED, que previsiblemente subirá tipos en diciembre, justo cuando el BCE tome medidas adicionales!!! Esta fuerte vulnerabilidad de las economías a las variaciones de los tipos de cambio provoca un anclaje de los bancos centrales en sus políticas de relajación monetaria.

John Salzarulo © Creative Commons

John Salzarulo © Creative Commons

Al final, el BCE ha exigido a los gobiernos de la zona Euro a « esforzarse para poner en marcha políticas fiscales de apoyo al crecimiento ». Si el crecimiento económico no despega lo suficiente, las políticas fiscales tendrán que ser más acomodaticias y no tan restrictivas.

Category: ACTUALIDAD Etiquetas: , , , ,

About Iván Díez Sainz

Desde Junio 2008 hasta la actualidad Country Manager España, Portugal y Andorra en Groupama Asset Management. De Marzo 2001 a Junio 2008 Managing Director España, Responsable del Desarrollo de Negocio Institucional España, Director de Gestión & Análisis y Director de Control & Gestión de Riesgos en Capital at Work Av / Capital at Work Group

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *