Sector financiero: Oportunidad de inversión

By | 2 marzo, 2017

El escenario para los mercados de renta variable seguirá siendo positivo en 2017. El crecimiento económico en nuestro país está abriendo el abanico de oportunidades de inversión. El foco en estos momentos se encuentra en el sector financiero, motivado por la calidad del balance de ciertos bancos y la potencial rentabilidad de la cuenta de resultados, aunque siendo siempre selectivos con las compañías. En Gesconsult, a través de nuestros fondos, sabemos cómo beneficiarnos de ello y contamos con posición en el sector bancario y asegurador en nuestras carteras de renta variable desde finales del año pasado.

En julio de 2016 vimos un punto de inflexión en renta fija en cuanto a tipos de interés. Desde entonces, los tipos se han ido moviendo gradualmente al alza, lo que resulta beneficioso para la banca y las aseguradoras.   La estabilización del Euribor debería otorgar una ventaja a la banca española frente a la europea, convirtiendo lo que antes era una desventaja (el crédito a tipo variable) en una ventaja.

1

Asumiendo que hemos llegado a un punto de inflexión en cuanto a los tipos de interés, merece la pena analizar la situación de la banca española frente a la europea. El nivel de depósitos de clientes y el Tipo Fijo frente a Tipo Variable son dos factores que dan a la banca en España ciertas ventajas.

De cara al futuro, creemos hay dos factores que le otorgan a la banca española ciertas ventajas: el tipo de los nuevos créditos y los depósitos. En cuanto al tipo de los nuevos créditos, destaca que España es casi el único país donde el tipo al que se están cerrando los nuevos créditos es mayor que el tipo medio de la cartera. Los depósitos también resultan clave, porque tener tan alta proporción de depósitos a plazo otorga margen para reducir el coste del pasivo pasándolos a cuentas a la vista o reduciendo su remuneración.

Por otro lado, creemos que la concentración del sector y la competencia actual podrían ser un catalizador en el sector. Destaca que el sector bancario en seis años ha pasado de 53 instituciones a 16, lo que ha provocado una menor competencia, especialmente en hipotecas y la parte de pymes. La estabilidad política y la regulación europea, que se seguirá endureciendo con Basilea IV y el estándar IFRS9 (Norma Internacional de Información Financiera), provocarán una mayor concentración.2

Otro factor importante para mejorar la rentabilidad bancaria en el actual contexto es, en el caso de la banca doméstica, la venta de activos improductivos. Para que esto se produzca, es importante que la macro en España acompañe, además de tener un elevado ratio de cobertura. Los bancos que más se podrán beneficiar de estas ventas son los bancos con mayor porcentaje de estos activos en balance. Por otro lado, si no son capaces de hacer operaciones de este tipo, los bancos con mayor “mochila” de activos improductivos se verán abocados a rentabilidades bajas durante mucho tiempo, con lo que sus posibilidades de consolidación serán muy altas. Otro punto a destacar es que los bancos, en general, han sido capaces de generar capital a lo largo de 2016. Esto se ha hecho de manera orgánica, pero también incluyendo ganancias latentes de capital de su cartera de activos en su ratio de capital.

Si bien es cierto que el alza de tipos tiene un primer efecto negativo sobre las carteras propias de renta fija, esto será compensado con la mejora en margen de intereses, siendo 2017 el último año en el que veamos caídas en el margen de intereses de los bancos. Con todo creemos que el sector bancario debería seguir beneficiándose de los mayores tipos de interés, toda vez que la presión regulatoria los ha dejado suficientemente capitalizados, en la mayoría de los casos, y que la subida de tipos puede facilitarles que solucionen su otro problema, la rentabilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *