Estrategia gestión Gesconsult

By | 21 junio, 2016

En este nuevo artículo pretendemos resumir nuestra estrategia de gestión para los próximos meses.

ESTRATEGIA RENTA FIJA:

Los diferenciales de crédito han seguido su recorrido a la baja gracias al programa de compra del BCE. Por otro lado los tipos de interés de la deuda Soberana se han situado igualmente en mínimos históricos.

Las curvas europeas siguen cayendo en negativo, creando un escenario propicio para que veamos incrementos de volatilidad en los meses venideros. En la medida que los tipos alcanzan nuevos mínimos, los datos macroeconómicos no se corresponden con un escenario que justificaría esos niveles.

Como ejemplo, el escenario macroeconómico estadounidense marcado por el pleno empleo, ganancias salariales en máximos de los últimos años y la inflación subyacente no justifica que los tipos de interés se encuentren en niveles de la Segunda Guerra Mundial.

1

En Europa, la situación es análoga aunque con algunos condicionantes. El escenario macroeconómico es peor (en cualquier caso, de crecimiento), pero la mayoría de las curvas están en terreno negativo. En nuestra opinión, el mercado vuelve a infravalorar los riesgos de subidas de tipos, como ya hiciera en la primavera de 2015.

Los últimos datos de crecimiento en Europa apuntan a un incremento anualizado del PIB del 2% en 2016, aunque posiblemente a final de año sea menor, no parece corresponderse con un Bund al 0,04%. Igualmente, los PMIs siguen en zona expansiva, y la inflación subyacente se encuentra en el 0,8%, lejos de los niveles de deflación.

Con este escenario, enfocaríamos las estrategias de renta fija para proteger las carteras y beneficiarnos de un escenario en el que pudieran repuntar los tipos de interés:

1.- COBERTURA SOBRE EL BONO ALEMÁN:

2

Los niveles alcanzado por el Bund nos han ofrecido, y nos siguen ofreciendo, una oportunidad excelente en términos de rentabilidad/riesgo. Con un escenario de crecimiento y con inflaciones positivas a final de año, las caídas de rentabilidad parecen limitadas, mientras que las potenciales subidas de rentabilidad nos parecen mucho mayores.

2.- FLOTANTES EN DOLARES:

3

Aunque el último dato de paro ha enfriado las expectativas de subidas de tipos, la realidad macroeconómica sigue apuntando a nuevas alzas, ampliando el diferencial de tipos con Europa y reforzando las expectativas de revalorización de la divisa. Incluir emisiones en $ en cartera (si son flotantes, mejor) es también una forma de protegerlas.

3.- BONOS LIGADOS A LA INFLACIÓN:

4

Las expectativas de inflación siguen estando demasiado bajas, especialmente si consideramos que la inflación subyacente en Europa ya se acerca al 1%. Los repuntes del crudo en 2016 crearán un efecto “base” positivo a partir del otoño, impulsando la inflación. Nos parece que es un buen momento para comprar bonos ligados a la inflación, con la duración cubierta.

ESTRATEGIA RENTA VARIABLE:

Desde un punto de vista táctico, las incertidumbres de estas semanas nos aconsejan prudencia y eso es lo que nos ha llevado a cubrir la cartera en parte. Más allá de esto, y una vez pasado el mes de junio, el potencial lo seguimos viendo en la renta variable. Especialmente, si consideramos que su valoración desde el punto de vista de la renta fija cada vez es más atractiva.

5

La línea roja representa la diferencia entre la rentabilidad esperada por la Bolsa (medida por la inversa del PER) y la rentabilidad del bono alemán a diez años, cuanto mayor es el nivel de esta línea mayor es el atractivo de la Bolsa frente a la renta fija. En los últimos diez años, sólo en dos ocasiones (crisis subprime y la crisis de Deuda Soberana) esta diferencia se ha situado por encima del 8%. En los dos casos hemos tenido importantes revalorizaciones de la renta variable en los siguientes doce meses.

Aunque es cierto que el crecimiento macroeconómico y microeconómico sigue siendo bajo en Europa, los retornos esperados de la renta variable son cada vez más atractivos comparados con los de la renta fija. En nuestra opinión está relación de rentabilidades entre la renta fija y la renta variable, supone el mayor soporte y suelo para las Bolsas. Así ha sido en los últimos años, donde los índices bursátiles rebotaron cuando la desviación entre las rentabilidades de las Bolsas y la renta fija se amplió hasta más allá de lo razonable.

Nuestra inversión en renta variable se basa en compañías con un perfil muy característico:

  • Estabilidad de crecimiento de beneficios.
  • Capacidad de generación de caja.
  • Negocios con fuertes barreras de entrada. Líderes en su sector.
  • Compañías financieramente sostenibles.
Category: ACTUALIDAD Etiquetas: , , ,

About Sonia Pérez-Castro

Directora de agentes y particulares en Gesconsult. Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, Master en Mercados Financieros por el Instituto de Estudios Bursátiles y PDD por el IESE. Comenzó su carrera en Credit Suisse First Boston (Londres-Madrid), año 2.000, en el Departamento de trading, para luego pasar al Departamento de Ventas de Renta Variable Pan-Europea para cliente institucional . Posteriormente, desde el año 2005, se especializó en Banca Privada, trabajando en Banco Urquijo, incorporándose al departamento comercial de Gesconsult en el año 2010 especializándose en la gestión independiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *