Monthly Archives: agosto 2017

Creando valor más allá de las etiquetas

En todas las facetas de la vida tendemos a posicionarnos. La gestión de inversiones, y más en los últimos tiempos, no es una excepción.

¿Value o growth? Esta era la pregunta a la que te tenías que enfrentar hace unos años cuando tratabas de explicar la gestión de un fondo de renta variable. Ahora la cuestión es si eres un gestor value o no. Sin más. Fuera de lo primero… el abismo.

Bajo nuestro punto de vista existe una paleta de colores, más allá del blanco o negro, en la que también se genera valor para el partícipe y que no necesariamente tiene que pasar por una gestión estrictamente “value” o “growth”.1En primer lugar, definamos qué es la gestión value y growth.

En el caso de la primera, se trata de buscar compañías que están cotizando por debajo de su valor real, que el mercado, por la razón que sea, tiene infravaloradas. Básicamente y simplificando mucho, la inversión value consiste en comprar barato (conociendo bien el negocio, el equipo gestor) y tener paciencia ya que tarde o temprano el mercado acabará reconociendo el valor intrínseco de la compañía.

Añadiría una característica más de los gestores más “deep value”: dicen que no tienen en cuenta la macroeconomía a la hora de gestionar.

Como pueden ustedes comprender, en la línea de comprar empresas baratas andamos la gran mayoría de gestoras del mercado. En Gesconsult desde hace más de 30 años.

La gestión growth se caracteriza por invertir en negocios que crecen por encima de la media, sin importar tanto el precio al que coticen. Podrán comprobar ustedes, que en la mayoría de páginas especializadas en el sector de la inversión, a la inversión growth ni siquiera se le presupone, erróneamente, un buen conocimiento del negocio o del equipo gestor.

Como hemos anticipado anteriormente, creemos que es posible generar valor a los inversores (al final, más allá de todo el ruido, se trata de eso) descubriendo empresas que cotizan a ratios atractivos y que gran parte del mercado todavía no ha deparado en ellas, partiendo, y aquí está la clave, de un conocimiento profundo del entorno macroeconómico en el que nos encontramos.

Creemos que, inexorablemente, la situación macroeconómica se acaba filtrando, en la mayoría de las empresas, a la cuenta de resultados y a los balances. Para jugar una partida es imprescindible conocer el tablero de juego donde esta se desarrolla, máxime si este es cambiante.

Y dentro de todo este movimiento, la variable política está, por desgracia, muchas veces unida al devenir macroeconómico.

¿Creen ustedes que, como inversores, hubiera dado lo mismo que ganara las elecciones presidenciales en Francia Macron o Le Pen? ¿Da lo mismo tener inversiones en Reino Unido y que se produzca el Brexit? (Una pista: muchos grandes bancos de inversión y empresas están moviendo sus sedes de Londres a otras ciudades del resto de Europa). ¿Da lo mismo que gane Trump con el programa económico/político que llevaba su candidatura y su implicación no sólo para los propios EE.UU sino también para todos los países de su entorno, léase, por ejemplo, México?. ¿Le daría igual a un inversor que Grecia o España en su momento hubieran salido de la zona euro?

Compañías como Telefónica, BBVA, Santander, Gas Natural, Repsol (antes YPF) u otras, saben de la importancia de sus inversiones en países cuyas políticas económicas han sido, por decirlo suavemente, erráticas. Han tenido que hacer frente a provisiones a lo largo de las últimas décadas y tanto ellas como  sus accionistas saben de la relevancia de los acontecimientos políticos en el devenir de las empresas.

Otro ejemplo, creemos que bastante tangible, es el de la política de tipos de interés de los Bancos Centrales. Su impacto en los costes financieros de las empresas, en los resultados del sector bancario/asegurador, en la divisa, es innegable.

En un mundo en el que el apalancamiento sigue creciendo desmesuradamente, en el que cada vez se necesita más deuda para generar el mismo crecimiento. ¿No es necesario entender la evolución de la economía y los tipos de interés? ¿No se ven afectadas las empresas por los cambios de estas variables? Quizás la avalancha de nuevas emisiones y refinanciaciones a las que hemos asistido en estos últimos años nos dé la respuesta a estas preguntas.

Tampoco debemos olvidar que la inclusión de variables macreconómicas es la base a la hora de realizar la valoración de una empresa: coste del equity (Ke) o de los fondos propios donde el activo libre de riesgo (bono emitido a 10 años) es una parte clave o el coste de la deuda (Kd).

2

En un entorno de bajos tipos de interés y de mejora en el entorno macroeconómico y de mayor confianza de los inversores (importante el grado de confianza política/económica que se transmita) el número de fusiones y adquisiciones aumenta.

Bajo nuestro punto de vista, a la hora de invertir en empresas de perfil cíclico es primordial tratar de anticipar o saber en qué momento del ciclo económico nos encontramos. Lo mismo se puede decir a la hora de invertir en empresas reguladas: es vital conocer el entorno regulatorio/político. También es Importante dentro del ciclo económico la tasa de paro para tratar de vislumbrar posibles movimientos inflacionarios salariales y su posible repercusión en los márgenes.

Con todo y más allá de las etiquetas, el objetivo final de todo inversor debería ser comprar activos por debajo de lo que realmente valen y en la determinación de ese valor las variables macroeconómicas son una parte importante, al igual que lo es la capacidad de generar beneficios (principal argumento de la gestión growth), en el desarrollo de la vida de una compañía y, por lo tanto, en su valor.

Alfonso de Gregorio, Director de Gestión de Gesconsult

Brasil: El Banco Central mantiene el ritmo de flexibilización monetaria a pesar de las turbulencias políticas

Por tercera vez este año, el Comité de política monetaria del Banco Central de Brasil (Copom) recortó su tipo de interés 100 puntos básicos (pb). A pesar de las turbulencias políticas, el Sistema Especial de Liquidación y Custodia (SELIC) lo reduce al 9,25%. Se trata del séptimo ajuste por parte del SELIC desde octubre de 2016, sumando un total de 500 pb. En el comunicado oficial, el Copom ha justificado su decisión unánimemente teniendo en cuenta:

  • el continuo proceso de desinflación relativo a todos los componentes del precio al consumidor. Optimista, el Copom ha revisado de nuevo sus previsiones de inflación a la baja desde el 4% hasta el 3,6% en 2017 y del 4,6% al 4,3% en 2018;
  • el impacto limitado de incertidumbres sobre las reformas fiscales en la actividad real.

2De cara al resto del año, no hay dudas sobre la continuidad del ciclo de relajación monetaria del Copom vista la evolución de la inflación. Las autoridades también han dejado la puerta abierta a otra bajada de 100 pb del  SELIC en septiembre. Esto podría pasar al 8% a finales de 2017, permaneciendo en ese nivel en 2018 de acuerdo con el comunicado. Esto dependerá, según el Copom, de la evolución de la actividad y el progreso en las reformas estructurales para reducir el gasto público y estimular la productividad. En este punto, los progresos son mixtos; si bien el Senado votó este mes la primera reforma del Código del Trabajo del país desde hace 70 años, el proyecto de reforma del sistema de pensiones está pendiente desde la acusación al presidente Temer por “corrupción pasiva” a finales de junio.

Por último, y dada la austeridad presupuestaria, la continuidad de la relajación monetaria es bienvenida de cara a relanzar la actividad. Por otro lado, las acciones del banco central tardarán en producir los efectos deseados. A pesar de la recuperación de las exportaciones, la actividad industrial apenas muestra signos reales de recuperación después de un primer trimestre positivo. Con un tipo real aún elevado, los créditos a empresas han seguido disminuyendo de forma notable (-8,4% interanual en mayo). En conjunto, la lenta transmisión de las políticas monetarias, junto con los hándicaps estructurales y las tensiones políticas (que además podrían continuar), nos insta a vigilar la trayectoria de crecimiento de Brasil. Por todo ello, mantenemos nuestro escenario de una lenta recuperación de la actividad.

Intervención Guillermo Leal en Radio Intereconomía

Conozca la opinión corporativa sobre el estado de los mercados de la mano Guillermo Leal Asociado de Conecta Capital en Zaragoza.

Ultima intervención en Radio Intereconomía miércoles 9 de Agosto. 

Les invitamos a escuchar próximas participaciones por parte de nuestro equipo de análisis y gestión en esta emisora, en las que podrán estar informados de las estrategias que desde Conecta Capital se llevan a cabo teniendo en cuenta  la situación de los mercados.

ESCUCHAR AUDIO PINCHE AQUI

El riesgo en las inversiones

Mucho hemos hablado acerca de la situación actual de tipos de interés en todo el mundo. Nos encontramos en una situación en que las rentabilidades sin riesgo no cubren la inflación, y tenemos que valorar bien cómo gestionar nuestras inversiones y como diversificar nuestro patrimonio, especialmente nuestra liquidez.

Uno de los activos más conocidos es la renta variable, ya sea directa o a través de índices con ETF. Pero es muy importante que sepamos cómo hacerlo, y que peso darle.

Cada vez es más común oír hablar de cursos de bolsa, como invertir en derivados, cfd y similares, pero es vital que sepamos qué riesgo estamos asumiendo y los costes en los que incurrimos. Si bien es una opción para una pequeña diversificación, no lo podemos considerar un sustituto de otras inversiones, especialmente debido al tiempo, conocimiento y riesgo que se debe dedicar a esta tipología de activos financieros.1Las inversiones en cfd y derivados se basan para dar fuertes beneficios en la figura del apalancamiento. Ello nos permite con una pequeña retención en saldo de cuenta y a través de la figura del contrato, invertir cantidades grandes de dinero sin disponer de ese efectivo, lo que se traduce en beneficios porcentualmente más elevados. Pero no hay que olvidar que ese mismo supuesto se da a la inversa, es decir, asumimos perdidas en mayor medida de lo previsto. Es por ello que la figura del apalancamiento en derivados no es una inversión apta para todo tipo de inversores.

Más allá de estas reflexiones, lo que es fundamental es que no nos dejemos llevar por los cantos de sirena de todos aquellos vendedores de cursos de este tipo de inversiones. Lo primero de todo es saber diferenciarlos. Aquellos cursos gratuitos que se dan desde plataformas autorizadas por las agencias de valores con demos sin dinero real pueden ser una buena opción para empezar, siempre y cuando no nos obliguen a una contratación inmediata. Muy  diferente es el caso de aquellos que garantizan que viven del trading sin trabajar, y que quieren compartir sus conocimientos a través de unos cursos, que suelen tener un coste muy elevado. Cuidémonos mucho de aquellos que dicen que siempre se gana con su sistema, y que básicamente lo único que tienen es mucha imagen mediática, porque aparte del coste del curso, podemos incurrir en fuertes pérdidas si pensamos que es tan fácil como nos dicen.

Hoy en día tenemos maneras de saber si una plataforma funciona, si un sistema es correcto y si alguien está homologado por las autoridades pertinentes. Antes de tomar cualquier decisión, informémonos, consultemos y veamos si se cumplen todos los requisitos. Ante todo prudencia.diversificarNunca debemos olvidar que todas las inversiones tienen un cierto riesgo, y que nadie regala nada. Diversifiquemos e informémonos bien de cualquier tipología de inversión, y no pensemos que el trading es la panacea para poder obtener ingresos rápidos, ya que eso no existe. Cuanto más queramos ganar y más rápido queramos hacerlo más probabilidades tendremos de incurrir en mayores pérdidas de las esperadas.