Monthly Archives: marzo 2017

Estrategias Gesconsult

En Gesconsult vemos que el nuevo escenario que vivimos desde julio del año pasado, requiere nuevas estrategias que nos permitan no sólo protegernos ante el escenario de riesgo, sino que también nos permitan beneficiarnos del entorno actual.

Gesconsult Renta Fija Flexible, nuestro fondo mixto de renta fija, sigue con una estrategia centrada en duraciones cortas, bonos flotantes en dólares y ahora incrementándolos también en euros, coberturas sobre el bono alemán a 10 años y bonos subordinados financieros.estrategia

En concreto, por tipo de activo, la cartera de Gesconsult Renta Fija Flexible se distribuye de la siguiente manera. Un 29% de la cartera se encuentra invertida en bonos de cupón flotante, en dólares y en euros. El cupón flotante nos permite protegernos de esas subidas de tipos, rebaja la duración de la cartera y nos permite comprar un activo que se encuentra en niveles de suelo. Las titulizaciones representan el 20% de la cartera de renta fija. Por otro lado la renta fija financiera subordinada y senior, representando un 16%. Creemos que esfuerzo realizado por la banca a la hora de recapitalizarse y fortalecer sus balances supone una garantía para los bonistas y las emisiones financieras, y especialmente las subordinadas, ofrecen una rentabilidad superior a la renta fija privada no financiera. Además, un 5% de la cartera está invertida en renta fija corporativa. En nuestra opinión, aunque las acciones del BCE están afectando a todos los activos, la renta fija privada sigue ofreciendo rentabilidad adicional sobre la deuda pública (el activo más influenciado por el QE). Por último, cuenta con un 12.75% en  High Yield un instrumento necesario en las carteras, especialmente en los plazos más cortos. Siempre teniendo en cuenta la necesidad de un análisis exhaustivo de crédito para evitar riesgos que el mercado tiende a infravalorar en momentos de complacencia como el actual. El peso del fondo en renta variable es del 12% y cabe destacar que nuestra visión es positiva, tanto en renta variable europea y como española. La duración actual de la cartera del fondo es de 0,77%, con una TIR de 1,07% y una volatilidad de 3,62%. A fecha de 22 de marzo 2017, en el año lleva una rentabilidad de 0,95%.

Tal y como esperaba el mercado, la FED subió los tipos de interés 25 puntos básicos a la horquilla de entre el 0,75% y el 1%, por la fortaleza de los datos macro. Aunque el mensaje, más suave del esperado, de Yellen provocó que viéramos una rebaja en las rentabilidades de los plazos más largos de la curva americana. Con independencia de si realmente Trump va a ser capaz de hacer realidad todas sus promesas de estímulos fiscales y de si, finalmente, estos estímulos se traducirán en crecimiento, la realidad es que el panorama de la renta fija se encuentra marcado por el punto de inflexión que se produjo en el mes de julio pasado, donde se invirtió la tendencia de los tipos a largo, tanto en Europa como en Estados Unidos.

De esta manera, hemos pasado a movernos en un mundo marcado por el miedo a la deflación (en la primera parte de 2016) a un mundo marcado por la vuelta de la inflación y por unos indicadores de actividad que nos anticipan una continuidad de esta tendencia en los próximos meses. En el caso de la curva americana sí que pensamos que los tramos largos se pueden ajustar más a la realidad económica (aunque en nuestra opinión aún tengamos recorrido para ver rentabilidades más altas), sin embargo es en Europa donde vemos mayores riesgos/oportunidades dada la influencia que ha tenido, y está teniendo, el QE sobre las curvas de Deuda Pública.

En Europa, con los datos de confianza en máximos de los últimos 5 años, algunas economías creciendo por encima de su potencial y creándose empleo, sigue sorprendiendo los niveles negativos de algunas curvas europeas. Evidentemente, la explicación de esto hay que encontrarla en el QE. Sin embargo, el programa del BCE tiene fecha de caducidad y estos desequilibrios a los que asistimos deberán tender a corregirse en los próximos meses. 

1Como ejemplo, dos circunstancias de lo que está sucediendo en Europa.

En primer lugar los tipos a corto; En el último medio año (desde septiembre de 2016) la curva de futuros del Euribor ha pasado de descontar un escenario de tipos positivos a mediados de 2021 a anticiparlo a finales de 2018. Asimismo, desde que ha empezado 2017 (y solo llevamos 3 meses), los tipos en positivo han pasado de presumirse desde finales de 2019 a finales de 2018. Un año de diferencia.

2Otro ejemplo, es la evolución del bono a 2 años del tipo de interés alemán (una economía que se mueve en el pleno empleo y que crece por encima de su potencial) que cotiza por debajo del tipo de depósito del BCE. Tradicionalmente la evolución del tipo de depósito y la TIR alemana han ido bastante correlacionadas, algo que no sucede ahora. A la vista del siguiente gráfico podemos inferir dos posibilidades:

  1. Que el BCE va a volver a bajar el tipo de depósito: A la luz de todo lo anterior, parece bastante improbable.
  2. Que el tipo a dos años tiene que repuntar desde los niveles actuales: Nosotros nos inclinamos por esta segunda posibilidad.

3

El mystery shopping muestra a la CNMV la necesidad de una correcta implantación de MiFidII

Un ciudadano llega a una sucursal bancaria a pedir información sobre los distintos productos y oportunidades de inversión que tiene a su alcance. ¿Su nombre? Juan Carlos, María, Alfonso o Luisa. ¿Su oficio? Carpintero, empresaria, cocinero o enfermera. ¿Su verdadero oficio? Espía. Espía de la CNMV. Mystery shopper para ser más concretos. Un examinador que se hace pasar por cualquiera para testar que en el banco se ponen los intereses por delante de los de la propia entidad.2

A falta de apenas unos meses para la llegada de MiFIDII, la CNMV aún no se ha pronunciado sobre cómo llevará a cabo la transposición de una norma que busca proteger al inversor a través de distintos mecanismos, entre ellos, elevar el nivel de los profesionales que se dirigen a ellos. Así, una de las exigencias de ESMA es la cualificación para todos los profesionales sin excepción, y la formación continua para renovar dicha cualificación distinguiendo además entre aquellos que asesoran y los que simplemente informan.

Si la CNMV tenía alguna duda sobre si en nuestro país estábamos preparados para el desembarco de MiFIDII, gracias a su primer experimento de mystery shopping las cosas han quedado bastante claras. Los resultados indican que existen “algunas debilidades en las prácticas de comercialización de productos de inversión en la fase de contactos iniciales de los clientes con la entidad” y que “en ocasiones se presta un verdadero servicio de asesoramiento sin que el cliente lo advierta con claridad y sin que las propias entidades lo clasifiquen o lo reconozcan como tal, y, en consecuencia, apliquen las reglas propias del mismo”. Esto es algo que va absolutamente en contra del espíritu de MiFIDII. Una norma que busca la calidad del servicio y, sobre todo, la transparencia.

A partir de 2018 esta práctica estará prohibida ya que es muy perjudicial para el inversor, pues hace que cuando va a pedir información se le asesore de forma encubierta por profesionales que pueden no tener un conocimiento certificado. Junto a ésto, se da la situación de que al inversor se le ofrezcan sólo productos propios. Los mystery shoppers han constatado incluso, que en algunos casos en vez de ofrecer los Documentos Fundamentales para el Inversor (DFI), los profesionales les entregaban fichas comerciales.1

Desde EFPA España aplaudimos la iniciativa de mystery shopping de la CNMV, que se viene realizando desde hace tiempo en muchos otros países, porque sus resultados permitirán al regulador abrir los ojos sobre la situación real del sector y la desprotección del inversor. Estos resultados legitiman a la CNMV y le ofrecen una gran oportunidad para hacer una transposición valiente de MiFID II que respete el espíritu de la norma, que no es otro que proteger al inversor final. De esta forma, cuando de verdad entren Juan Carlos, María, Alfonso o Luisa en una sucursal bancaria, sepan que pueden estar tranquilos y que se velará por sus intereses.

Intervención Guillermo Leal en Radio Intereconomía

Conozca la opinión corporativa sobre el estado de los mercados de la mano Guillermo Leal Asociado de Conecta Capital en Zaragoza.

Ultima intervención en Radio Intereconomía lunes 27 de Marzo. 

Les invitamos a escuchar próximas participaciones por parte de nuestro equipo de análisis y gestión en esta emisora, en las que podrán estar informados de las estrategias que desde Conecta Capital se llevan a cabo teniendo en cuenta  la situación de los mercados.

ESCUCHAR AUDIO PINCHE AQUI

Banco de Inglaterra (BoE): la materialización de los riesgos al alza para el escenario del BoE sigue siendo muy poco probable en el estado actual

El pasado lunes 20 de marzo supimos « por fin », de mano de la primera ministra británica, Theresa May, que el Reino Unido activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, sobre la salida de un país comunitario de la Unión Europea (UE), el próximo 29 de marzo de 2017.

Ahora toca ver cómo van a ser las negociaciones entre el reino Unido y la UE, pero también hay que saber cómo dicha salida va a afectar a la economía del país y qué actuaciones llevará a cabo el BoE.

3

Pues bien, como era de esperar, en la reunión de política monetaria del jueves 16 de marzo, el BoE mantuvo su statu quo en 8 contra 1.

Ese voto en contra fue de Kristin Forbes, que esta vez votó a favor de una subida inmediata de los tipos de referencia en 25pbs. Ella dejará el Comité de Política Monetaria después de la reunión de Junio de 2017.

El comunicado es muy claro: el BoE no tomará ningún riesgo sobre el crecimiento tras la decisión de la salida programada del Brexit.

Entre los posibles riesgos al alza sobre el escenario, éstos siguen siendo los mismos, muy ligados a los salarios, con, desde mi punto de vista, una probabilidad muy débil de materializarse tal y como están ahora las cosas. Dichos riesgos giran en torno a 3 puntos en su comunicado de marzo:

1- Una aceleración más fuerte de lo esperado en los salarios

  • Desde mi punto de vista, la aceleración de los salarios debería mantenerse limitada al alza a corto/medio plazo por los frenos persistentes, si no estructurales.

2- Los efectos de segunda vuelta de la inflación importada (caída de la Libra) a la inflación global, provocando una caída creciente de las expectativas de inflación

  • Siendo entendido, como lo ha resaltado recientemente Mark Carney (presidente del BoE), un traspaso de la inflación global a los salarios (nominales), poco probable actualmente.

3- Una menor ralentización del consumo gracias « al apoyo de factores » que compensan la subida de precios:

  • Se sobre entiende, gracias a la subida del crédito al consumo, que ya ha aumentado sensiblemente últimamente, y/o caída de la tasa de ahorro… Sin embargo el BoE ya trabaja con una hipótesis fuerte sobre la tasa de ahorro, que se mantendría en un nivel bajo los próximos 2 años…

4

Conclusión: la materialización de los riesgos al alza sobre el escenario del BoE sigue siendo muy poco probable por el momento, lo que justificaría que el BoE conservase su statu quo, al menos en 2017.

Ahorro conservador

En todos los foros económicos y en la prensa especializada estamos recibiendo información todos los días relativa a lo difícil que es la situación para el ahorrador conservador. Las sucesivas crisis que venimos sufriendo (crisis subprime, de deuda soberana, financiera) han derivado en una política monetaria ultralaxa creada para hacer el sistema sostenible. El elevado grado de endeudamiento de las empresas y de los estados ha terminado derivando en políticas de tipos de interés por debajo del cero y en una expansión monetaria global de los bancos centrales más importantes del mundo (especialmente la FED, el BCE y el Banco de Japón)

Esta situación se ha visto agravada en España por la especial situación de su sector financiero y el perfil del ahorrador español, altamente conservador y acostumbrado a ser bien remunerado por su dinero. Todavía me recuerdan los clientes que en 2009 hacían rondas por sucursales bancarias de Cajas de Ahorro actualmente desaparecidas en las que pagaban el 5 y hasta el 6% por plazos a un año garantizados por el FGD. Esas situaciones totalmente insostenibles derivaron en la desaparición de las entidades que tenían esas prácticas.

ahorro

Hoy la situación es radicalmente opuesta. La competencia bancaria, que sigue existiendo, se está dando en el activo, y el ahorro sin riesgo ha dejado de ser rentable y necesario para dichas entidades, que deben ofrecer un plus por sus servicios si quieren obtener beneficios. Además, dada la competencia de asesores y fintech, con unas estructuras de negocio más eficientes y menores y mayor disponibilidad y servicio hace que resulte más difícil rentabilizar el negocio de una manera más eficiente.

Hay que tener en cuenta que en otros tiempos el dinero sin remunerar era altamente rentable para una entidad financiera. Podían permitirse el lujo de remunerar una gran parte del ahorro del cliente y su parte sin remunerar les cubría los gastos. Así mismo cubrían al cliente de regalos comprados con un fuerte descuento sacando rentabilidades adicionales. Eso les daba para pagar los sueldos de tres o cuatro personas que solo atendían en caja y hablaban con el cliente. Posteriormente una crisis de liquidez hizo que las entidades se pelearan por el dinero del cliente, lo que en nuestro sector se conoció como la guerra del pasivo. Todos se peleaban por plazos altamente remunerados sin compensación alguna al cliente. Finalmente las autoridades monetarias reaccionaron tomando fuertes medidas que aun hoy persisten.

¿Y cuál es la situación actual? Las entidades financieras gozan de liquidez, y no necesitan utilizar el pasivo como medio de captar clientela, debido a sus necesidades de generar ingresos recurrentes. Su actividad comercial se centra en el activo y en el pasivo fuera de balance, donde todas quieren ser diferenciales. Así mismo se escuden en productos financieros garantizados a largo plazo que no cubren la inflación para sus clientes pero que si les aportan ingresos en comisiones a corto plazo.

Dicho todo esto, hoy se nos pregunta si volverán los depósitos bancarios a precios atractivos. La respuesta es no, pero con matices. Los plazos fijos siempre estarán ahí, pero no volveremos a ver cincos ni seises. Para que el tipo de interés libre de riesgo pueda ser tan elevado los tipos oficiales deben ser incluso superiores, y los préstamos se deberían encarecer en una proporción mayor. Además la inflación debería subir al doble, y por ello los salarios (no he encontrado a nadie que me diga que crea que su sueldo va a subir un 10% anual). Además los estados y empresas deberían pagar cantidades elevadísimas por sus deudas, solo compensables por su capacidad de generar ingresos. Esta situación ni esta ni se le espera en un largo plazo de tiempo.

8667622fa09117af

Por ello debemos ser realistas y asumir la situación actual. Debemos conocer cuál es nuestro ahorro presente y futuro, analizar nuestra capacidad de endeudamiento y saber que cada euro de nuestro dinero cuenta. Diversifiquemos en distintas estrategias de corto, medio y largo plazo, y ampliemos nuestros conocimientos financieros siendo conscientes de esta nueva situación. Apoyémonos en profesionales del sector y pensemos que podemos adaptarnos, al igual que nos hemos adaptado al boom de las nuevas tecnologías. Los nuevos escenarios no tienen por qué ser peores, solo diferentes. Y de todos los cambios siempre surgen oportunidades.

La Bolsa española duplica en ganancias a la alemana en lo que va de año (Publicado en OkDiario)

En lo que va de año el índice americano Dow Jones junto con el alemán Dax encadenan una subida del 4%, mientras que el alza del Ibex 35 se sitúa en torno al 7%. De manera que el selectivo es casi el doble de rentable que la Bolsa alemana. Los analistas consultados por OKDIARIO coinciden en que, tras haberse disipado el “efecto Brexit” y la incertidumbre política, el índice español puede cotizar sin lastres.

1

Ver publicación completa en  pinchar aquí

Autor de las recomendaciones:

Guillermo Leal Consultor Financiero Asociado Conecta Capital Zaragoza

 

Santander y Sabadell tiemblan ante el posible éxito de los independentistas en Escocia (Publicado en OkDiario)

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, quiere convocar un nuevo referéndum sobre la permanencia de Escocia en Reino Unido. Ante la posible salida, el mercado coincide en que las empresas más afectadas del Ibex 35 serían las relacionadas con el sector financiero y especialmente el Banco Santander y el Sabadell.

1

 

Ver publicación completa en  pinchar aquí

Autor de las recomendaciones:

Guillermo Leal Consultor Financiero Asociado Conecta Capital Zaragoza

Empleo móvil

Lo confieso, soy una cegata virtual. Si alguien hace diez años me hubiese dicho que para trabajar solo se necesita un móvil y una conexión a internet el único empleo que se me hubiese ocurrido sería un servicio de atención al cliente o una línea erótica.

El desarrollo tecnológico avanza a velocidad de vértigo posibilitando nuevos modelos de intercambio de bienes y servicios que están cambiando también nuestra manera de trabajar y de consumir. La revolución digital está transformando la economía.3

En el aspecto laboral, una de las posibilidades es ofertar bienes o servicios a través de modelos de lo que conoce como economía colaborativa. Si usted tiene un coche y tiempo libre, puede ser chofer amateur a través de Uber. Si tiene una habitación libre, puede ser aprendiz de hostelero ofertándola en Airbnb. La cantidad de bienes y servicios que pueden imaginarse en este esquema es literalmente infinito: comida casera o chefs a domicilio, manicura o clases de francés, pasarle la ITV al coche o aparcarlo en el aeropuerto. Con una simple conexión a internet y un móvil cada vez hay mas posibilidades de ganarse la vida.

Los particulares participan a título personal en este sistema a través de plataformas digitales. Estas plataformas posibilitan el intercambio aportando la tecnología (geolocalizacion, medios de pago), establecen sus reglas y controles de calidad y cobran una comisión a los ofertantes. En realidad es como un mercado tradicional, o una asociación gremial. Uno paga una cuota por poner su puesto a cambio del uso de las infraestructuras del mercado. Con algunas actualizaciones, por supuesto: la base de clientes potenciales se amplía, la velocidad y el numero de transacciones aumentan, los costes fijos son mas bajos y el comprador tiene acceso a las valoraciones de clientes y usuarios anteriores. En este entorno digital tan veloz y cambiante, llegar el primero es importante, mantener la calidad es clave. Es probable que el cliente no te de una segunda oportunidad si le fallaste la primera, tiene muchas alternativas.

Según la Wikipedia, la economía colaborativa es “un sistema económico en el que se comparten e intercambian bienes y servicios a través de plataformas digitales.”4

A mí no me gusta en realidad esta definición de economía colaborativa porque creo que en esquemas como los descritos, ni se comparte ni se intercambia. Se compra y se vende. La diferencia es que cualquiera puede poner su puesto en el mercado, aprovechando un entorno en el que la regulación y la fiscalidad no están aun claras. Es la competición extrema del capitalismo disfrazada de nuevo comunismo.

Escenario de progresiva reflación en la economía mundial

Los datos macro globales siguen siendo compatibles con nuestro escenario de progresiva reflación en la economía mundial. Por un lado, continúan los síntomas de aceleración económica en una gran mayoría de países y de recuperación cada vez más palpable del comercio global. Por otro lado, los avances en la absorción de capacidad ociosa que se vienen produciendo en muchos países están ayudando a que el mejor comportamiento económico se traduzca también una cierta aceleración de precios y salarios a nivel global.

Así las cosas, vemos pocas razones para pensar (como algunos afirman) que los tipos a largo plazo de la deuda pública tienen ya poco recorrido al alza : si con los tipos ahora vigentes la economía americana ha conseguido crecer casi un punto por encima del potencial durante la segunda mitad de 2016 y está logrando además generar empleo a tasas que más que duplican las necesarias para absorber el crecimiento de la población activa, ¿No es razonable pensar que los tipos a largo plazo deben continuar moviéndose al alza si se quiere evitar un escenario de sobrecalentamiento económico e inflaciones claramente por encima del objetivo del 2%? Nosotros creemos que sí y por eso pensamos que todavía tienen un significativo camino que recorrer. Es más, cuanto más tarden en subir, más riesgos de recalentamiento habrá, más subirá probablemente la inflación y, por tanto, más tendrán que subir los tipos en el futuro.

Si a lo anterior añadimos los planes políticos de Trump los riesgos al alza de la inflación (y de los tipos a largo plazo) no hacen sino aumentar: hacer políticas fiscales expansivas en una situación de práctico pleno empleo es inflacionista porque supone aumentar la demanda por encima de lo que puede aumentar la oferta; y llevar a cabo políticas proteccionistas y anti-inmigración también es inflacionista porque supone restringir la oferta en un momento en que ésta ya empieza a verse superada por la demanda.

1

Cuando se analiza la situación país a país, y pese a que indudablemente existen riesgos, las perspectivas para 2017 confirman su sesgo favorable. En EEUU, los fundamentos del consumo privado son sólidos; la estabilización del sector energético continuará ayudando a la inversión empresarial; el margen de expansión del sector inmobiliario es todavía muy importante; y, además, todo hace indicar que en el conjunto del ejercicio los inventarios van a dejar de ser un lastre significativo al crecimiento económico (como ha sido el caso durante 2016). Así las cosas, y sin meter a Trump en la ecuación, lo razonable debería ser esperar crecimiento algo por encima del 2% que, en un contexto de casi nula capacidad ociosa, son más que suficientes para crear moderadas presiones alcistas adicionales tanto en salarios como en precios.

El Área euro, pese a que continúan los ruidos políticos, dio muestras de aceleración en el último trimestre de 2016 y los indicadores que vamos conociendo en los primeros meses del presente ejercicio son compatibles con un repunte adicional de la actividad, hasta tasas de crecimiento muy por encima del potencial. Es cierto que en el conjunto del Área euro todavía existe un grado apreciable de capacidad ociosa, pero ésta se viene reduciendo de forma cada vez más rápida y tampoco es infinita: el paro se sitúa ya en el 9,6%, ha bajado casi un punto en el último año y está básicamente a un punto de alcanzar el promedio histórico vigente antes de la crisis.

Así las cosas, el escenario más probable también para Europa es el de un aumento progresivo de la inflación subyacente, que podría ser aún más notable en el caso de Alemania por encontrarse la primera economía de la Eurozona en una situación de absoluto pleno empleo (el output gap, de hecho, es ligeramente positivo en estos momentos).

La mejora del clima económico global se extiende también a Japón, que en los últimos trimestres está consiguiendo crecer a tasas claramente por encima del potencial. La construcción lo está haciendo bien y las exportaciones se están beneficiando de la debilidad del yen y de la mejora del entorno internacional. Al mismo tiempo, la inversión empresarial repuntó en el último trimestre del año pasado y los indicadores de pedidos de maquinaria y de confianza empresarial (junto con el repunte de beneficios empresariales) auguran un comportamiento relativamente favorable de esta variable en los próximos trimestres. Incluso el consumo privado, que está viéndose perjudicado por la falta de dinamismo de los salarios, está dando mejores señales en el período reciente.

Pese a enfrentarse a retos importantes, la información macro más reciente en China continúa siendo mejor de lo esperado (lo que permite al banco central ir hacia una política monetaria más neutral, que además contribuye a reducir la presión sobre el yuan). Frente a los que daban casi por hecho que China estaba abocada a sufrir una desaceleración abrupta, creemos que el escenario más probable para China continúa siendo el de un aterrizaje suave en el que el gigante asiático va permitiendo un viraje progresivo de la actividad desde la industria tradicional y las exportaciones hacia el consumo, el sector servicios y los segmentos industriales de mayor valor añadido. Se trata sin duda de un proceso que no es fácil y, precisamente por ello, es muy posible que tengamos sustos en el camino; pero, al mismo tiempo, tampoco puede olvidarse que el país tiene una gran capacidad de balance (por ser acreedor neto respecto del resto del mundo) y posee por tanto márgenes de maniobra suficientes como para poder promover una reducción progresiva de los excesos de capacidad y de deuda en ciertos sectores y un reconocimiento también progresivo (y que evite un credit crunch) de la morosidad del sector financiero.

riesgo

Y el resto de economías emergentes, con algunas excepciones, también se encuentra en relativa buena forma, en un contexto en que muchas de ellas se están beneficiando de la recuperación en el precio de las materias primas.

¿Significa todo esto que no existen riesgos? Por supuesto que no: China podría tener un tropezón en algún momento; las negociaciones sobre el Brexit y los procesos electorales en Europa podrían generar volatilidad (aunque nosotros pensamos que los escenarios más negativos de los que se está llegando a hablar son muy poco probables); el dólar podría apreciarse en exceso y crear tensiones en los mercados emergentes; las políticas económicas de Trump podrían acabar demostrándose contraproducentes y exigir una respuesta más agresiva de lo esperado por parte de la Fed; la (poco probable) imposición del Border Adjustment Tax en EEUU podría derivar en guerra comercial…

 

Sector financiero: Oportunidad de inversión

El escenario para los mercados de renta variable seguirá siendo positivo en 2017. El crecimiento económico en nuestro país está abriendo el abanico de oportunidades de inversión. El foco en estos momentos se encuentra en el sector financiero, motivado por la calidad del balance de ciertos bancos y la potencial rentabilidad de la cuenta de resultados, aunque siendo siempre selectivos con las compañías. En Gesconsult, a través de nuestros fondos, sabemos cómo beneficiarnos de ello y contamos con posición en el sector bancario y asegurador en nuestras carteras de renta variable desde finales del año pasado.

En julio de 2016 vimos un punto de inflexión en renta fija en cuanto a tipos de interés. Desde entonces, los tipos se han ido moviendo gradualmente al alza, lo que resulta beneficioso para la banca y las aseguradoras.   La estabilización del Euribor debería otorgar una ventaja a la banca española frente a la europea, convirtiendo lo que antes era una desventaja (el crédito a tipo variable) en una ventaja.

1

Asumiendo que hemos llegado a un punto de inflexión en cuanto a los tipos de interés, merece la pena analizar la situación de la banca española frente a la europea. El nivel de depósitos de clientes y el Tipo Fijo frente a Tipo Variable son dos factores que dan a la banca en España ciertas ventajas.

De cara al futuro, creemos hay dos factores que le otorgan a la banca española ciertas ventajas: el tipo de los nuevos créditos y los depósitos. En cuanto al tipo de los nuevos créditos, destaca que España es casi el único país donde el tipo al que se están cerrando los nuevos créditos es mayor que el tipo medio de la cartera. Los depósitos también resultan clave, porque tener tan alta proporción de depósitos a plazo otorga margen para reducir el coste del pasivo pasándolos a cuentas a la vista o reduciendo su remuneración.

Por otro lado, creemos que la concentración del sector y la competencia actual podrían ser un catalizador en el sector. Destaca que el sector bancario en seis años ha pasado de 53 instituciones a 16, lo que ha provocado una menor competencia, especialmente en hipotecas y la parte de pymes. La estabilidad política y la regulación europea, que se seguirá endureciendo con Basilea IV y el estándar IFRS9 (Norma Internacional de Información Financiera), provocarán una mayor concentración.2

Otro factor importante para mejorar la rentabilidad bancaria en el actual contexto es, en el caso de la banca doméstica, la venta de activos improductivos. Para que esto se produzca, es importante que la macro en España acompañe, además de tener un elevado ratio de cobertura. Los bancos que más se podrán beneficiar de estas ventas son los bancos con mayor porcentaje de estos activos en balance. Por otro lado, si no son capaces de hacer operaciones de este tipo, los bancos con mayor “mochila” de activos improductivos se verán abocados a rentabilidades bajas durante mucho tiempo, con lo que sus posibilidades de consolidación serán muy altas. Otro punto a destacar es que los bancos, en general, han sido capaces de generar capital a lo largo de 2016. Esto se ha hecho de manera orgánica, pero también incluyendo ganancias latentes de capital de su cartera de activos en su ratio de capital.

Si bien es cierto que el alza de tipos tiene un primer efecto negativo sobre las carteras propias de renta fija, esto será compensado con la mejora en margen de intereses, siendo 2017 el último año en el que veamos caídas en el margen de intereses de los bancos. Con todo creemos que el sector bancario debería seguir beneficiándose de los mayores tipos de interés, toda vez que la presión regulatoria los ha dejado suficientemente capitalizados, en la mayoría de los casos, y que la subida de tipos puede facilitarles que solucionen su otro problema, la rentabilidad.