Monthly Archives: octubre 2016

Intervención Antonio Castilla en Radio Intereconomía

Conozca la opinión corporativa sobre el estado de los mercados de la mano de Antonio Castilla Socio Director de Conecta Capital.

Ultima intervención en Radio Intereconomía viernes 28 de octubre a las 15:50. 

Les invitamos a escuchar próximas participaciones por parte de nuestro equipo de análisis y gestión en esta emisora, en las que podrán estar informados de las estrategias que desde Conecta Capital se llevan a cabo teniendo en cuenta  la situación de los mercados.

ESCUCHAR AUDIO PINCHE AQUI

Democratizar las finanzas

El pasado día 3 de Octubre fue el día internacional de la educación financiera. Aunque aparentemente ha pasado desapercibido creo que este año se le ha dado una mayor importancia que en otras ocasiones, y que esta tendencia va a ir en aumento. Creo que es algo que nos alegra a todos los profesionales del sector, aquellos que siempre buscamos lo mejor para nuestros clientes en este complicado entorno macroeconómico.

El mundo está cambiando a pasos agigantados, las nuevas tecnologías nos permiten llegar a terrenos antes desconocidos, y la cantidad de información de la que gozamos es enorme. Tenemos posibilidades que hace 50 años eran inimaginables, y eso se ha materializado más que nunca en el ahorro y en la inversión.

Hace 30 años el modelo de ahorro se encontraba monopolizado por las entidades financieras. Este modelo no era malo, porque le daba al consumidor lo que necesitaba. El dinero se remuneraba por la entidad a un precio aceptable y aunque los préstamos eran más caros en lo que se refiere a tipos de interés sus importes eran más modestos, permitiendo cancelaciones sin costes. El servicio ofrecido por los profesionales del sector era muy bueno, y la competencia existente permitía comparar precios y servicios. Pero ese modelo ha finalizado por completo, y no volverá.

1

Las entidades financieras (fundamentalmente las cajas de ahorros) fueron las primeras que adaptaron sus modelos para conseguir grandes beneficios, pero no por el bien de sus clientes. A través de sistemas de titulizaciones hipotecarias y demás derivados financieros conseguían dinero y beneficios que luego reinvertían en activos con grandes perspectivas de revalorización (y que no ofrecían a sus clientes) para así llevarse el margen puro. De esta manera esas entidades consiguieron beneficios millonarios que dilapidaron sus consejos de administración sin pensar en tiempos futuros ni en el beneficio de sus clientes. De este modo, el ahorrador que seguía en el anterior modelo se encontró con que a marchas forzadas había asumido unos riesgos que no eran los que él estaba dispuesto a asumir, y lo que es peor, que nadie le había explicado (muy posiblemente porque el empleado de su sucursal tampoco sabía que estaba pasando).

Afortunadamente todas estas circunstancias han hecho que nos hayamos dado cuenta de lo que pasa a nuestro alrededor. Hoy cualquier ahorrador-inversor puede invertir en cualquier mercado mundial y optimizar lo que tanto nos cuesta ganar, de una manera eficiente. La globalización nos ayuda a crecer a todos, permite que determinadas zonas se desarrollen y que las empresas que nos dan de comer optimicen sus beneficios para que tanto nosotros como nuestros hijos tengan un futuro. La creación de plataformas financieras respaldadas por bancos con excelentes posiciones de solvencia nos permite con una seguridad total optimizar nuestro dinero, y gracias a asesores de confianza con conocimientos elevados del mercado optimizamos nuestro tiempo (más valioso si cabe que el dinero)

Los grandes patrimonios ya se benefician de esos sistemas, desde hace mucho. Y lo hacen bien. Son conscientes de los riesgos a corto plazo, se benefician de los horizontes temporales de las inversiones y desarrollan estrategias junto a esos excelentes profesionales, que les permiten optimizar el beneficio. Pero ¿y porque sólo los grandes patrimonios?

Tenemos que tener en cuenta que las plataformas de inversión están disponibles para cualquier inversor, y que si miramos bien también hay profesionales que están dispuestos a echarnos una mano para nuestros pequeños ahorros, mucho más importantes que los de los grandes patrimonios y con los que tenemos que tener un mayor cuidado y mimo. Desgraciadamente nosotros también tenemos nuestras limitaciones en lo que a tiempo y esfuerzo se refiere, por ello intentamos optimizarlo de la mejor manera posible.

2

El mejor ejemplo de ello es nuestro vehículo inversor, Conecta Gap 2013. A través de un vehículo centralizado tenemos acceso a las mejores inversiones del mercado, a unos precios competitivos y con una revisión constante. Cualquier pequeño ahorrador puede invertir donde lo hacen las grandes fortunas. Nuestra política de inversión patrimonialista hace que seamos muy exigente con los proveedores de los fondos, bonos y demás vehículos de inversión y ahorro que utilizamos para optimizar nuestro dinero y el de los clientes, pudiendo negociar de igual a igual, como hacéis vosotros los clientes con nosotros, los asesores. Todo a ello a un bajo coste, el que nos permite dedicarnos a una profesión que nos apasiona, pero que es dura y exigente. Todos los asesores invertimos en esos vehículos nuestro propio dinero, lo que nos implica más si cabe en una buena gestión.

Instituciones como Conecta Gap 2013 no piden entrada mínima de importe (se puede aportar 50€ al mes, por ejemplo, si se quiere) accediendo a aquellos mercados que aparentemente, y según los bancos, solo son accesibles a los grandes inversores. Porque no alegrarnos de una racha alcista del SP 500, porque no beneficiarnos de una nueva expansión de los mercados emergentes, porque no disfrutar no sólo de los beneficios económicos, sino también saber porque se han producido. Democratizar las finanzas no sólo es poder invertir en cualquier parte, es también saber dónde tengo mis ahorros, beneficiarme de los tiempos de una inversión, y contagiarme del entusiasmo del asesor cuando hace bien su trabajo, a pesar de los momentos de incertidumbre que pueden rodear a los mercados.

Que el miedo, el cortoplacismo, o las continuas noticias negativas de la prensa no nos hagan perder de vista que hay que ver el futuro con optimismo. Tengamos altura de miras e intentemos optimizar lo que tanto nos cuesta ganar, y por supuesto, hacerlo de la mano de una persona de confianza, que le apasione lo que haga y que este en el mismo barco que el cliente.

Esta es mi visión de una democratización de las finanzas, que espero que todos compartáis.

CHINA – Escenario 2016-2018: desaceleración sin ruptura del crecimiento

Los recientes indicadores de actividad confirman las señales de estabilización aparecidas la pasada primavera. Las medidas de estímulo a la inversión pública y la recuperación del mercado inmobiliario fueron los principales factores de apoyo. Sin embargo, estos efectos positivos comienzan a desaparecer, por lo que el crecimiento se moderará para el resto del año tras haber alcanzado su punto máximo en el segundo trimestre. Para el conjunto del 2016, el PIB crecería un 6,6% (después del 6,9% en 2015). Además, la economía podría incluso caer ligeramente sin llegar a entrar en un escenario de cambio brusco: 6% en 2017 y 5,5% en 2018.

1

La continua desaceleración de la actividad vendría de tres factores sobre todo:

  • La potencial oferta debilitada por la aceleración del envejecimiento demográfico, por la menos acumulación de capital y por la desaceleración del crecimiento de la productividad;
  • El lento reequilibrio del modelo de crecimiento en favor del consumo: aunque sigue disminuyendo debido a la reestructuración en respuesta al exceso de capacidad productiva y del alto endeudamiento de las empresas, la inversión seguirá siendo el principal motor de la economía. Su participación en el PIB nominal se mantendrá elevado, en el 43,2% en 2018. El del consumo privado seguirá siendo inferior (en el 39,5%);

2

  • La competitividad debilitada por el aumento de los salarios y la apreciación del tipo de cambio efectivo del yuan: la presión alcista sobre el yuan en presencia de los excedentes exteriores masivos podría equilibrarse con aquellas ligadas a las salidas de capital. No hay que excluir las intervenciones del banco central para ajustar el yuan.

Sin embargo, la desaceleración del crecimiento será sin ruptura. Además de los bajos precios de los productos básico (hipótesis asumida en nuestro escenario), varios elementos positivos favorables al crecimiento aún son evidentes aunque su dinámica no sea sostenible: el desarrollo del sector servicios dependiente de las actividades financieras e inmobiliarias, aceleración de la inversión en proyectos de infraestructura pública, continua combinación de políticas acomodaticias.

Reformas estructurales continuas serán un factor clave para evitar el “hard landing” de la actividad. En el marco del 13º Plan quinquenal 2015-2020, la ambiciones chinas en este área son particularmente altas, pero el nivel de detalle en las normas de desarrollo es aún muy reducido. Una mala gestión por parte de las autoridades de la política económica constituiría un riesgo para nuestro escenario.

 

 

Renta Fija ¿Fija?

Curiosamente, en los escenarios actuales de tipos históricamente bajos, los españoles tenemos más de 110.000 millones de euros colocados en renta fija. De hecho, durante el primer semestre del año, 11 de los 20 fondos españoles que más aportaciones han captado son de renta fija.

La primera conclusión que debemos sacar es, obviamente, el mal asesoramiento que percibe el inversor, el desconocimiento de qué es y cómo funciona la renta fija, y, fundamentalmente, los riesgos a los que se está exponiendo.

riesgo

¿Qué estamos comprando exactamente?

Comprar por ejemplo un bono alemán a 10 años con una TIR del -0,17% supone perder en 10 años, como mínimo, un 1,7 por ciento del capital invertido. Y es más, si el escenario cambia y los tipos de interés vuelven a la media de los últimos 10 años, la situación de los inversores podría tornar a dramática. Un repunte de la inflación llevaría a una corrección tan brusca que ocasionaría que muchísimos inversores entraran en rentabilidades negativas de las que tardarían años en recuperarse.

Para saber por qué ocurre esto, vamos a analizar someramente dos conceptos esenciales en la gestión de la renta fija:

  • Sensibilidad: Podemos definirla como la medida que relaciona las variaciones absolutas del precio de un bono con las variaciones absolutas de su TIR.

¿Qué influencia tiene?

                Si de un bono español a 10 años se tratase, si la TIR subiera al 1,34% desde un 1% por ejemplo, provocaría pérdidas del -2,6% a los actuales inversores.

  • Duración: Como hemos visto, las oscilaciones de tipos de interés provocan variaciones en los precios de la renta fija y, dado que el precio está definido como valor actual del conjunto de flujos futuros, la sensibilidad del precio a los movimientos de tipos de interés será mayor cuanto más lejano sea el vencimiento de los activos. Es decir, a mayor plazo, mayor variación de los precios.

La conclusión que se obtiene es la siguiente: ante variaciones de tipos de interés, los fondos de renta fija a muy corto plazo prácticamente no sufrirían oscilaciones, sin embargo, para plazos de vencimiento mayores, las pérdidas que se incurrirían por movimientos de tipos al alza serían enormes. En esta variación de la duración influye, además, que exista reparto de cupones intermedios (menor influencia) o únicamente un cupón final.12

 

El esquema mental que teníamos hasta el momento es que con la renta fija solo se está preparado para ganar. Leemos “fija” y lo asociamos a seguridad.

Pero esto no es así. La renta fija no está libre de riesgo. Es más, en los momentos actuales se puede llegar a convertir en un activo casi más difícil de gestionar que un producto de renta variable.

Todo depende del conocimiento que tengamos, la planificación que hayamos tenido y el asesoramiento financiero del que hayamos disfrutado.