Author Archives: Iván Díez Sainz

About Iván Díez Sainz

Desde Junio 2008 hasta la actualidad Country Manager España, Portugal y Andorra en Groupama Asset Management. De Marzo 2001 a Junio 2008 Managing Director España, Responsable del Desarrollo de Negocio Institucional España, Director de Gestión & Análisis y Director de Control & Gestión de Riesgos en Capital at Work Av / Capital at Work Group

Zona Euro: Inflación estable en el 1.5% en septiembre

Los datos de inflación en la zona Euro son muy seguidos de cerca por el mercado para intentar tener claridad sobre cuándo el BCE podrá endurecer las condiciones monetarias y cuanto!

Según la estimación « flash » de Eurostat, la inflación general en Septiembre se mantuvo estable en un 1,5% interanual (consenso: 1,6%), mientras que la inflación subyacente se desaceleró 1 décima hasta el 1,1% interanual (consenso: 1,2%).

Sin sorpresas, la estabilidad refleja un alza en los precios de los componentes volátiles, principalmente los precios de los alimentos (ver gráfico), que como se esperaba fue compensada por una desaceleración en la “subyacente” debido a un ajuste en los servicios (ver gráfico).12

En detalle sobre la inflación subyacente:

  • El precio de los bienes (excluyendo la energía) se mantuvo sin cambios en +0,5% interanual, manteniendo su nivel más alto del año; el impacto de la apreciación del euro en los precios industriales sigue siendo poco claro. El proceso de repercusión será más lento y tal vez más moderado, habrá que vigilarlo.
  • El precio de los servicios se desaceleró 1 décima hasta 1.5% interanual; tras varios meses de fluctuaciones significativas en los precios de ciertos servicios, la situación se está normalizando.
  • En resumen, la décima caída registrada en septiembre no cambia la historia: la inflación subyacente se ha mantenido casi estable de media en un +0,8% entre la primavera de 2016 y la primavera de 2017 y mantenerla por encima del 1% reforzaría la sensación de que la recuperación gradual de la inflación subyacente se está materializando.

Siguiente: la inflación general será sensible a los efectos de base principalmente relacionados con el componente energético y debería desacelerarse ligeramente durante los próximos meses, particularmente a principios del próximo año (podríamos volver a alcanzar el 1% interanual en febrero 2018) antes de recuperarse gradualmente. La inflación subyacente debería mantenerse por encima del 1% en los próximos meses (1,3% interanual en diciembre 2017) y que gradualmente alcance entre el 1,5% y 1,6% interanual a finales de 2018.

En resumen: La mejora de la economía (las encuestas de septiembre han sido muy buenas) llevarán al BCE a comenzar su tapering (anuncio previsto el 26 de octubre con una puesta en marcha a principios de 2018). Sin embargo, hay incertidumbre sobre el perfil exacto de salida del QE (6 a 9 meses o 9 a 12 meses). El ritmo de reducción del QE será gradual y suave para facilitar la tendencia al alza de la inflación subyacente. Es improbable que el BCE se comprometa a un calendario específico para la salida, pero operará en etapas para guardarse la flexibilidad que sea necesaria.

 

 

Brexit: Status quo tras la tercera ronda de negociaciones entre el reino Unido y la UE

A pesar de no haberse dado una tregua en verano (3 reuniones en 3 meses), no se ha avanzado en las negociaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido (RU) sobre el Brexit. Por otro lado, el tiempo restante antes de la fecha límite se va reduciendo, lo que hace que la situación sea todavía más negativa que hace tres meses. 3Por lo tanto, sigue el Status quo en torno a los objetivos, cuestiones planteadas durante el verano y las posiciones de ambas partes: 

  • Negociaciones simultáneas:

El RU reitera su voluntad de iniciar un debate sobre las futuras relaciones comerciales en paralelo con las discusiones sobre las modalidades de salida. La UE se opone firmemente y unánimemente.

  • « Costes del divorcio »:

El gobierno británico ha desmentido la información de que estaría dispuesto a pagar una factura de 40.000M EUR, que considera oficialmente demasiado alta; ella está, sin embargo, en la franja baja de lo que espera la UE …

  •  Irlanda:

La propuesta del gobierno británico de establecer una “frontera invisible” (Northern Ireland and Ireland position paper, 16/08/17), o un “paso libre parcial” (exención del control aduanero para algunos, en particular para las pequeñas empresas y los agricultores, pero también los ciudadanos europeos …), es ciertamente problemático: parece técnicamente “complicado” impedir a aquellos que ven salida por una “puerta trasera” que no sea utilizada como una ruta entre el RU y el resto de Europa …

  • Salida de los expatriados:

Las propuestas adoptadas por la UE el 12 de junio de 2017 (“Essential Principles on Citizens’ Rights “) y las presentadas por el RU el 26 de junio de 2017 (“Safeguarding the Position of EU Citizens Living in the UK and UK Nationals Living in the EU “) muestran una falta de simetría: el RU ha propuesto conceder derechos limitados a los inmigrantes de la UE (más importante que los inmigrantes de fuera de Europa), y la UE para otorgar los mismos derechos a los inmigrantes que a los nativos, pero sólo en el país de instalación (pre-Brexit), negándoles la libre circulación intra-europea…

  • Futuro de las prerrogativas del Tribunal Europeo de Justicia:

El gobierno propuso la creación de una forma de arbitraje, como lo que se está haciendo en los países vinculados por las relaciones de tipo EFTA. Estos últimos tienen de hecho acceso al mercado único, lo que implica la renuncia al control migratorio. El RU se niega a renunciar a este último, y sigue de hecho excluido hoy para acceder al mercado único. Por lo tanto, se prevé que el RU obtenga lo que ningún otro país en su situación haya obtenido nunca.

  • Periodo de transición:

Si bien no son unánimes, cada vez son más las voces entre los políticos del RU (entre los conservadores, pero también en los laboristas) en favor de un periodo de transición de algunos años (unos 3 años) durante el cual las relaciones entre el RU y la UE, financieras, reglamentarias y de circulación de personas y bienes, permanecerían más o menos idénticas a las condiciones actuales (pre-Brexit). La UE indica que no abordará de nuevo el tema, “hasta que se haya logrado un progreso suficiente en las condiciones para una retirada ordenada.4Conclusión: las negociaciones entre la UE y el RU aún conducen a propuestas incoherentes, en la medida en que tratan sobre todo de conciliar lo irreconciliable (control migratorio y libre circulación de bienes y servicios, salida del RU de la Unión Aduanera Europea y ausencia de aduanas con Irlanda del Sur …). Es evidente que son menos afines a las negociaciones que a una lucha frontal, donde cada uno defiende su posición para tratar de orientar el equilibrio de poder a su favor. Como tal, es bastante menos probable que hace 3 meses llegar a acuerdos negociados para la primavera de 2019. Sin embargo, la introducción de un periodo de transición podría ser la última oportunidad de evitar una salida brutal y la materialización de un choque económico en 2019.

Brasil: El Banco Central mantiene el ritmo de flexibilización monetaria a pesar de las turbulencias políticas

Por tercera vez este año, el Comité de política monetaria del Banco Central de Brasil (Copom) recortó su tipo de interés 100 puntos básicos (pb). A pesar de las turbulencias políticas, el Sistema Especial de Liquidación y Custodia (SELIC) lo reduce al 9,25%. Se trata del séptimo ajuste por parte del SELIC desde octubre de 2016, sumando un total de 500 pb. En el comunicado oficial, el Copom ha justificado su decisión unánimemente teniendo en cuenta:

  • el continuo proceso de desinflación relativo a todos los componentes del precio al consumidor. Optimista, el Copom ha revisado de nuevo sus previsiones de inflación a la baja desde el 4% hasta el 3,6% en 2017 y del 4,6% al 4,3% en 2018;
  • el impacto limitado de incertidumbres sobre las reformas fiscales en la actividad real.

2De cara al resto del año, no hay dudas sobre la continuidad del ciclo de relajación monetaria del Copom vista la evolución de la inflación. Las autoridades también han dejado la puerta abierta a otra bajada de 100 pb del  SELIC en septiembre. Esto podría pasar al 8% a finales de 2017, permaneciendo en ese nivel en 2018 de acuerdo con el comunicado. Esto dependerá, según el Copom, de la evolución de la actividad y el progreso en las reformas estructurales para reducir el gasto público y estimular la productividad. En este punto, los progresos son mixtos; si bien el Senado votó este mes la primera reforma del Código del Trabajo del país desde hace 70 años, el proyecto de reforma del sistema de pensiones está pendiente desde la acusación al presidente Temer por “corrupción pasiva” a finales de junio.

Por último, y dada la austeridad presupuestaria, la continuidad de la relajación monetaria es bienvenida de cara a relanzar la actividad. Por otro lado, las acciones del banco central tardarán en producir los efectos deseados. A pesar de la recuperación de las exportaciones, la actividad industrial apenas muestra signos reales de recuperación después de un primer trimestre positivo. Con un tipo real aún elevado, los créditos a empresas han seguido disminuyendo de forma notable (-8,4% interanual en mayo). En conjunto, la lenta transmisión de las políticas monetarias, junto con los hándicaps estructurales y las tensiones políticas (que además podrían continuar), nos insta a vigilar la trayectoria de crecimiento de Brasil. Por todo ello, mantenemos nuestro escenario de una lenta recuperación de la actividad.

Países Emergentes: políticas monetarias acomodaticias en América Latina y Europa, neutras en Asia

Llevamos ya mucho tiempo hablando de los bancos centrales y sus políticas monetarias; de hecho, muchos analistas o inversores dicen que es uno de los posibles riesgos a tener en cuenta. Ya no hay unanimidad en los bancos centrales, unos van más rápidos que otros en cuanto a subidas de tipos se refiere o a la continuación o no de políticas no convencionales, que dicho sea de paso, se han convertido en convencionales.

1

La política monetaria sigue siendo acomodaticia en la mayoría de los países emergentes (PEs), pero seguimos observando algunas disparidades:

  1. La relajación de la política monetaria ha tenido lugar principalmente en los PEs productores de materias primas. Esto incluye la mayor parte de los PEs latino-americanos (Brasil, Chile, Colombia y Perú), pero también Rusia. En estos países, la re-apreciación de sus divisas tras “rabieta Trump/Trump tantrum” y la desaceleración de la inflación que conllevó, ha ofrecido a las autoridades margen de maniobra necesaria para comenzar un ciclo de bajadas de tipos y relanzar la actividad. El Banco Central de Brasil ha sido el más activo;
  2. La política monetaria sigue siendo muy acomodaticia en Europa Central (Hungría, Rumania, etc.) donde los tipos de referencia están en mínimos históricos;
  3. La política monetaria se ha convertido en neutra en Asia. La mayoría de los bancos centrales han optado por un status quo desde hace más de un año. En China, si las autoridades han indicado que seguirán aplicando una política monetaria “prudente y neutral”, se han observado signos de ajuste a través de herramientas “no convencionales” desde el comienzo del año;
  4. Por último, a contra-corriente, el banco central de México ha seguido subiendo su tipo de referencia. La institución, sin embargo, parecía más confiada en junio sobre la evolución de la inflación, dando señales claras sobre el fin del ciclo de ajuste de su política monetaria.

6

¿Cuáles son las perspectivas?

En un entorno global no inflacionista, el ciclo de relajación monetaria debería continuar en los PEs, pero a ritmos divergentes:

  • Habiendo encontrado margen de maniobra (desaceleración de la inflación, apreciación de las divisas), los bancos centrales de América Latina continuarán de manera progresiva su fase de relajación monetaria para relanzar la desaceleración de la demanda interna. El Banco Central de Brasil probablemente será más cauteloso que antes debido a la reaparición del riesgo político;
  • En Europa, no se espera ningún cambio importante por el lado de la política monetaria convencional. En Hungría, el banco central se ha comprometido a relajar aún más su política monetaria a través de sus herramientas no convencionales si la inflación se mantiene en un nivel “consistentemente bajo”;
  • Por último, en China, los esfuerzos de ajuste monetario “no convencional” seguirán para responder al riesgo financiero asociado al endeudamiento y al aumento del “shadow banking“. Sin embargo, el enfoque de las autoridades va a ser muy prudente con el fin de no afectar a la liquidez del sistema financiero y, especialmente, al crecimiento económico.

BCE: “we need to be patient, confident, and persitent”

La semana pasada habló el BCE, todo el mundo esperaba dicha intervención, pero como era de esperar, el BCE se tomará su tiempo y habrá que ser paciente, incluso si está seguro de la mejoría de la economía. Un pequeño paso hacia adelante por parte del BCE 1) confirmando la consolidación de la recuperación económica, 2) mejorando el balance de los riesgos sobre el crecimiento y 3) abandonando el sesgo sobre los tipos. PERO, por otro lado, es muy prudente sobre la evolución de la inflación y por lo tanto no ha cambiado su política acomodaticia. El siguiente paso en septiembre: el BCE debería comunicar sobre una reducción gradual de sus compras de activos, efectiva probablemente a partir de enero de 2018; la subida de los tipos de depósito en varias etapas podría ser anunciada (finalizando a final de año). 2

Pero, ¿cómo hemos visto a Mario Draghi?:

  • Confiado: el QE funciona bien y los efectos sobre el crecimiento, los indicadores avanzados, el empleo, el desempleo… son significativos; el BCE materializa estos efectos mediante una revisión al alza de sus previsiones de crecimiento para los próximos tres años. Por primera vez desde agosto de 2011, el BCE reconoce que los riesgos sobre el crecimiento están ahora “en general, equilibrados” y ya no son “a la baja”.
  • Paciente: Mario Draghi hizo especial hincapié en el bajo nivel de la inflación subyacente; todavía no se acelera (casi estable desde hace 3 años en torno al 0,9% de media por año, ver gráfico) a pesar de la mejora coyuntural (más crecimiento y fuerte caída del desempleo). Mario Draghi explicó el bajo nivel de la inflación debido principalmente a la debilidad del crecimiento de los salarios (debido a cambios estructurales en la mano de obra y la creación de empleo a tiempo parcial y menos cualificado); las revisiones a la baja de las previsiones de inflación se deben principalmente a la caída de los precios del petróleo y al margen de la inflación subyacente.
  • Persistente: abandonando el sesgo sobre los tipos de interés, el BCE reconoce que los riesgos de deflación observados el año pasado se han disipado; la mejora de las condiciones en el mercado laboral ilustra el fortalecimiento de la recuperación y esto a la larga se traducirá en un aumento, aunque gradual, de la inflación subyacente.

Actualización de las previsiones de crecimiento e inflación (media anual): las revisiones están aumentando sobre el crecimiento y cayendo sobre la inflación.

Inflación:

  • 2017 : revisada a la baja de 0.2 hasta 1.5%
  • 2018 : revisada a la baja de 0.3 hasta 1.3%
  • 2019 : revisada a la baja de 0.1 hasta 1.6%

 

Crecimiento:

  • 2017 : revisado al alza de 0.1 hasta 1.9%
  • 2018 : revisado al alza de 0.1 hasta 1.8%
  • 2019 : revisado al alza de 0.1 hasta 1.7%

1

Venezuela: la economía se ha estancado!!

La situación se agrava en Venezuela. Mientras que las protestas de los opositores al régimen del presidente N. Maduro se multiplican, las condiciones económicas del país están extremadamente degradadas. La recesión se ha intensificado. Según las estimaciones del FMI, el PIB se contrajo en 2016 por tercer año consecutivo, de -18% en comparación con 2015 (tras -6,2% en 2015 y -3,9% en 2014). Todos los componentes del PIB se han derrumbado, particularmente la demanda interna, mientras que la debilidad de los precios del petróleo pesó sobre los ingresos de las exportaciones.

Al mismo tiempo, el país está pasando por un periodo de hiperinflación. Esto se agrava por la escasez de productos alimenticios y energéticos, por la abundancia de liquidez (la masa monetaria se ha cuadruplicado desde 2014) y por el tipo de cambio de su divisa, el Bolívar. Según el FMI, la inflación anual se estima en 255% de media en 2016. Se trata de la inflación más alta conocida en todo el mundo. El FMI prevé una subida de los precios al consumo del 720% de media anual en 2017 (1134% para el final del año) y 2068% en 2018 (2530% al final del periodo).

1

La capacidad del país para “defender” su moneda y “pagar” su deuda disminuye rápidamente. Las vulnerabilidades se amplifican. Por un lado, el deterioro de las cuentas públicas es cada vez mayor. El déficit presupuestario se estima en alrededor del 14,6% del PIB en 2016 tras un 17,6% en 2015. Por otro lado, la deuda externa vuela. Se estima en 167.000M USD a finales de 2015 (70% del PIB) contra 136.000M USD a finales de 2014 (54% del PIB). El pago de la deuda externa ha tenido lugar gracias a la caída, “impulsada” por las autoridades, de las importaciones, pero principalmente a las ventas de lingotes de oro. Las reservas de oro han disminuido desde 2013.

¿Qué perspectivas tiene el país?

La situación económica sigue siendo crítica y la crisis económica (y política) corre el riesgo de continuar. En un contexto híper-inflacionista, la recuperación de la actividad seguirá dependiendo de la evolución de los precios del petróleo. Aunque el país dispone de las mayores reservas de petróleo del mundo, cerca de 300.000M de barriles, su explotación bruta tropieza con los problemas estructurales persistentes, sobre todo con la presencia de las infraestructuras obsoletas y poco productivas para satisfacer las necesidades del país.

En el plano financiero, el riesgo de impago se ha reducido desde 2016, si uno se refiere a los CDS a 5 años. Estos últimos han caído desde su punto más alto en 4500 pb. No obstante, sigue estando alto e inversamente correlacionado con los precios del petróleo. Si las autoridades han logrado hasta el momento “salvar el honor” de la deuda frente a los inversores extranjeros, el margen de maniobra a través de las reservas de oro sigue disminuyendo en el corto plazo. Los factores a tener en cuenta en los próximos meses por parte de los inversores son: la evolución de los precios del petróleo, el régimen político y el comportamiento de las instituciones internacionales en relación con las ayudas financieras.

¿Qué impacto tiene sobre la economía mundial?

Cabe destacar que el efecto contagio de la crisis venezolana sobre la economía mundial es limitado. El PIB de Venezuela representa sólo el 0,4% del PIB mundial. Los dos principales socios comerciales de Venezuela, Estados Unidos y China, son capaces de absorber el impacto. Por último, el peso de la producción de petróleo venezolano en la producción mundial es muy bajo (2,5% en 2015).

Turquía: el dilema de « crecimiento-inflación » tras el referéndum del pasado 16 de abril

En Turquía, la inflación se ha acelerado fuertemente. En marzo de 2017, los precios al consumo aumentaron en un 11,3% en tasa interanual, frente al 7% en noviembre de 2016. Este aumento de precios, el mayor desde 2008, está muy por encima del objetivo del 5% fijado por el banco central de Turquía (CBRT). Ello se explica principalmente por un mayor aumento de los precios de los alimentos y de los servicios (sobre todo el transporte).

1

A pesar de la aceleración de la inflación, el CBRT mantuvo sin cambios todos los tipos de interés. Sólo el tipo de financiación marginal de los créditos de último recurso (Late Liquidity Lending Rate) se subió 75pbs, del 11% al 11,75%. Esta decisión refleja la prudencia de las autoridades monetarias frente al dilema « crecimiento-inflación » una vez han vuelto las presiones del Gobierno para la expansión del crédito:

  • Cierto es que las recientes estadísticas han mostrado una estabilización de la actividad (rebote del PMI en marzo, recuperación de la producción industrial y las exportaciones desde enero). Sin embargo, la mejora es aún frágil. La demanda interna se debilitó aún más en los dos primeros meses de 2017 con un nuevo descenso de los volúmenes de importación de bienes de producción y de las ventas al por menor. Estas últimas sufren de una confianza del consumidor en mínimos, afectada por un poder adquisitivo erosionado y unas altas tasas de desempleo.

2

  • Sobre todo, la incertidumbre política, tras la estrecha victoria del actual Presidente Erdogan, es enorme. Su impacto en la economía va a ser difícil de evaluar:
    • Tras la victoria del « si », el voto a favor de la transferencia de poderes al Presidente sería un “status quo” en la medida en la que solamente consolidaría al ejecutivo actual, siendo ya el país casi una dictadura. En este contexto, los inversores podrán concentrarse de nuevo en los fundamentales económicos y el país podría registrar de nuevo entradas netas de capital. Las incertidumbres no desaparecerían por el momento, el resultado del referéndum debe seguir con unas elecciones presidenciales anticipadas;  

Al final, es poco probable pensar en el inicio de un ciclo de ajuste monetario por parte del CBRT. Las presiones a la baja de la libra turca se mantendrán debido a los riesgos financieros asociados a la alta inflación y a las incertidumbres políticas. En cualquier caso, yo sería prudente sobre la senda del crecimiento en 2017 a pesar del rebote sorpresa del PIB en el 4T 2016 que impulsó al alza el potencial crecimiento del 1T 2017.

Banco de Inglaterra (BoE): la materialización de los riesgos al alza para el escenario del BoE sigue siendo muy poco probable en el estado actual

El pasado lunes 20 de marzo supimos « por fin », de mano de la primera ministra británica, Theresa May, que el Reino Unido activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, sobre la salida de un país comunitario de la Unión Europea (UE), el próximo 29 de marzo de 2017.

Ahora toca ver cómo van a ser las negociaciones entre el reino Unido y la UE, pero también hay que saber cómo dicha salida va a afectar a la economía del país y qué actuaciones llevará a cabo el BoE.

3

Pues bien, como era de esperar, en la reunión de política monetaria del jueves 16 de marzo, el BoE mantuvo su statu quo en 8 contra 1.

Ese voto en contra fue de Kristin Forbes, que esta vez votó a favor de una subida inmediata de los tipos de referencia en 25pbs. Ella dejará el Comité de Política Monetaria después de la reunión de Junio de 2017.

El comunicado es muy claro: el BoE no tomará ningún riesgo sobre el crecimiento tras la decisión de la salida programada del Brexit.

Entre los posibles riesgos al alza sobre el escenario, éstos siguen siendo los mismos, muy ligados a los salarios, con, desde mi punto de vista, una probabilidad muy débil de materializarse tal y como están ahora las cosas. Dichos riesgos giran en torno a 3 puntos en su comunicado de marzo:

1- Una aceleración más fuerte de lo esperado en los salarios

  • Desde mi punto de vista, la aceleración de los salarios debería mantenerse limitada al alza a corto/medio plazo por los frenos persistentes, si no estructurales.

2- Los efectos de segunda vuelta de la inflación importada (caída de la Libra) a la inflación global, provocando una caída creciente de las expectativas de inflación

  • Siendo entendido, como lo ha resaltado recientemente Mark Carney (presidente del BoE), un traspaso de la inflación global a los salarios (nominales), poco probable actualmente.

3- Una menor ralentización del consumo gracias « al apoyo de factores » que compensan la subida de precios:

  • Se sobre entiende, gracias a la subida del crédito al consumo, que ya ha aumentado sensiblemente últimamente, y/o caída de la tasa de ahorro… Sin embargo el BoE ya trabaja con una hipótesis fuerte sobre la tasa de ahorro, que se mantendría en un nivel bajo los próximos 2 años…

4

Conclusión: la materialización de los riesgos al alza sobre el escenario del BoE sigue siendo muy poco probable por el momento, lo que justificaría que el BoE conservase su statu quo, al menos en 2017.

China: ¿realmente el banco central ha endurecido su política monetaria?

En China, las múltiples subidas de los tipos de interés del mercado monetario desde el comienzo del año han suscitado confusión. ¿Qué significan realmente estas subidas de los tipos a corto plazo? ¿Asistimos al comienzo de un ciclo de ajustes y, por consiguiente, a un cambio en el enfoque de la política monetaria del banco central?

Las decisiones del banco central de China (PBoC) incluyen un aumento de 10pb: 1/ de los tipos de interés de la facilidad de crédito a medio plazo a 6 meses y a un año (Medium Lending Facilities – MLF); 2/ de los tipos de interés de la facilidad de crédito permanente a 1 día, 7 días y a 1 mes (Standing Lending Facilities – SLF); 3/ de los tipos de interés de las operaciones de repos (reverse repo) a 7, 14 y 28 días. Paralelamente, el PBoC ha solicitado a los bancos comerciales ralentizar el ritmo de distribución del crédito.1

Se trata de la primera vez que las autoridades inician un ciclo de subidas de los tipos de interés del mercado monetario sin tocar las herramientas tradicionales tales como los tipos de interés de referencia y los requisitos de reservas obligatorias. La ausencia de un comunicado oficial no hace más que alimentar los interrogantes sobre los objetivos de los banqueros centrales. Para algunos, se trata de un ajuste monetario a través de nuevos instrumentos diferentes a los tipos de referencia utilizados hasta ahora. Para otros, el PBoC no ha endurecido su política monetaria ya que los tipos de referencia, es decir los tipos de préstamo y los tipos de depósito a 1 año, permanecen sin cambios desde noviembre de 2015.

Desde mi punto de vista:

  • Los tipos de interés de referencia siguen siendo los tipos de préstamo y de depósito a 1 año, ya que hasta la fecha ningún comunicado oficial se ha emitido en lo que se refiere a un cambio en el método de conducta de la política monetaria del PBoC. Sin embargo, hay que resaltar que la institución es conocida por su falta de comunicación y de transparencia en el pasado;
  • El PBoC es consciente del problema ligado al endeudamiento pero también del impacto de las incertidumbres globales sobre la economía doméstica. En estas condiciones, ha introducido una estrategia alternativa y prudente. Subiendo los tipos a corto plazo del mercado monetario, su objetivo es gestionar/controlar los flujos de liquidez de los bancos “en origen” mediante el aumento gradual de sus costes de financiación. Esto debería ayudar a evitar el impacto repentino y directo en los costes de financiación de los residentes de (hogares y empresas) y, por lo tanto, “proteger” la demanda interna a corto plazo;
  • El PBoC continuará probablemente buscando nuevas herramientas para controlar la financiación de los bancos y a no subir los tipos de interés de referencia en tanto en cuanto la inflación se mantenga bajo control por debajo del objetivo del 3%. Hay que recordar que en 2010, las autoridades no iniciaron su ciclo de ajuste monetario “convencional” hasta que los precios al consumo habían aumentado a un ritmo superior al 3,5%.

2

En resumen, pienso que el banco central no ha iniciado el ciclo de endurecimiento de su política monetaria. Los tipos de interés de referencia oficiales siguen siendo los tipos de préstamo y de depósito a 1 año. Al subir los tipos a corto plazo, las autoridades se dotan de nuevas herramientas. De este modo atacan el problema del endeudamiento “en origen”, aumentando el coste de financiación de los bancos, sin afectar directamente a la demanda de crédito de los hogares y de las empresas.

 

Zona Euro: continúa la fuerte expansión este principio de 2017

El índice PMI compuesto para el conjunto de la zona Euro se mantuvo en Enero prácticamente estable en 54,3 (54,4 en diciembre), lo que muestra una coyuntura favorable este principio de año. Tras haber acumulado un incremento de 1,8 puntos en el Q4 de 2016, el índice se estabilizó en un nivel bastante cómodo y consistente con un incremento trimestral del PIB del orden del +0,4% (ver gráfico 1). Con todo, la fuerte expansión de la zona Euro continúa a principios de este año, impulsada por un aumento generalizado de la actividad (industria y servicios). Como ya se ha mencionado en numerosas ocasiones, la mejoría observada en el mercado laboral es sin duda una de las tendencias más notables de las últimas encuestas.

Importante tener en cuenta lo siguiente: la mejora de las perspectivas incitan a las empresas a contratar

  • El índice PMI compuesto muestra en Enero su 2º nivel más alto en más de un año y uno de los más altos de más de 5 años (ver gráfico 1)

1

  • La actividad en los dos sectores continuó registrando un ritmo constante en comparación con el histórico de la encuesta, sobre todo en el sector manufacturero (ver gráfico 2); el aumento de las exportaciones sigue impulsando la actividad manufacturera, la tasa de expansión de los nuevos pedidos a la exportación muestran su nivel más alto desde enero de 2014.

2

  • El empleo registró su mayor crecimiento desde febrero de 2008: la creación de puestos de trabajo aumentan en los 2 sectores.
  • La encuesta de Enero incluye un nuevo índice sobre las perspectivas de negocio de las empresas a 12 meses, calculado desde julio de 2012. El índice se encuentra en su nivel más alto (es cierto que es poco tiempo desde 2012), un elemento tranquilizador y que corrobora un escenario de clima favorable.
  • Paralelamente, intensificación de las tensiones en los precios: las empresas ahora repercuten más el aumento de sus costes (impulsados al alza por el encarecimiento de sus importaciones debido a la depreciación del euro y el aumento de los precios de las materias primas) en sus tarifas; por lo tanto, los precios de venta siguen en los niveles más altos de hace más de 5 años (ver gráficos 3 y 4).

3