Author Archives: Gesconsult

Gesconsult Crecimiento

GESCONSULT CRECIMIENTO, fondo de renta variable Zona Euro. El fondo acumula en el año una rentabilidad del +12,14% frente al 9,51% del EuroStoxx50.

Gesconsult Crecimiento tiene un estilo de gestión con marcado carácter industrial sin ser ni puramente “value” ni puramente “growth”. A priori no se rechaza ningún sector en concreto, teniendo siempre en cuenta el momento macroeconómico para la toma de decisiones.

Como criterios fundamentales en la selección de valores destaca que buscamos empresas de alta calidad, bien gestionadas, con una ventaja competitiva sostenible en el tiempo y a ser posible a ratios atractivos de valoración que permitan la creación de valor al accionista a largo plazo. No existen limitaciones en el tamaño de las compañías o en la distribución geográfica o sectorial de la cartera, y no gestionamos en base a ningún índice.

El fondo cuenta con una cartera diversificada, es decir, no es una cartera de alta convicción. Buscamos que esta diversificación aporte valor, ya que se basa en tres premisas o temáticas: defensiva, dividendo y potencial de crecimiento. Este porcentaje varía en función del momento macroeconómico en cuestión, elevando lo defensivo en momentos de incertidumbre y aumentando la exposición a cíclicos en momentos de recuperación.

La composición actual del fondo es de alrededor de 60 valores en cartera, con una ponderación de entre el 1-3%. Las 10 principales posiciones suman en total un 24% de la cartera. Destaca que la cartera del fondo está cada vez más centrada en pequeñas y medianas compañías, las cuales actualmente representan el 49% del fondo.

A continuación en el gráfico se puede ver el comportamiento de Gesconsult Crecimiento frente al EuroStoxx 50 en 2017. Se aprecia el buen comportamiento del fondo en el año, batiendo a su índice de referencia.

1

Detalle de las seis compañías que más han contribuido al fondo en el año:

2

 

 

Tu plan de hoy, tu futuro asegurado mañana

En un mundo cambiante, uno de los mayores retos a los que deben enfrentarse los Estados desarrollados es el de establecer un sistema público de pensiones que sea capaz de asegurar su sostenibilidad a largo plazo. Según datos del INE, el porcentaje de la población mayor de 67 años pasará del 17% que tenemos actualmente a superar el 30 % de la población para 2050. Frente a estos datos, cada vez está más claro que para tener una jubilación tranquila no bastará con percibir las prestaciones del sistema de pensiones público sino que deberemos complementarlo con otros instrumentos de ahorro.

Los sistemas de pensiones privados son una alternativa de inversión bastante desconocida en España, ya que según los últimos datos de la Encuesta Financiera de las Familias realizada por el Banco de España, de la riqueza neta de una familia media, que consiste en 119.400 euros aproximadamente solo 10.000 euros se destinan a planes de pensiones o seguros de vida. Su atractiva fiscalidad, que permite el traspaso entre planes de pensiones exento de tributación, la completa flexibilidad a la hora de elegir el sistema de aportaciones o la posibilidad de desgravarse las aportaciones anuales en la declaración del IRPF hacen de este instrumento financiero uno de los más interesantes cuando se trata de ahorrar a largo plazo.2El catálogo de planes de pensiones permite una flexibilidad a la hora de decidir la estrategia de inversión que se quiere llevar a cabo, desde los planes de pensiones más orientados al largo plazo, que invierten todo su patrimonio en renta variable hasta los más conservadores y orientados a conseguir simplemente una rentabilidad ligeramente adicional a la que aportaría un depósito. Incluso si queremos seguir la estrategia de un fondo de inversión podemos encontrar planes de pensiones que simplemente replican a otros fondos con el objetivo de obtener sus rentabilidades con la fiscalidad favorable de los planes.

Ese es el caso de Gesconsult que tiene dos planes de pensiones que toman como referencia la estrategia sus dos fondos mixtos que cuentan con un largo historial de rentabilidad consistente gestionados de forma flexible buscando adaptase a los diferentes entornos de mercado y sacar el máximo partido de cada escenario.

Faltaríamos a la verdad si no explicamos que uno de los principales problemas a los que se enfrentan los planes de pensiones privados son sus pobres rentabilidades, en la última década el rendimiento anual medio ha sido del 2,24%, lo que no habría bastado para compensar el aumento de los precios. Pero esto no justifica el rechazo que estos vehículos de ahorro han tenido, como ocurre con los fondos de inversión, el estudio de las diversas alternativas existentes, valorando las diferentes estrategias de inversión que siguen los equipos gestores o su comportamiento en el pasado consiguen encontrar un plan por encima de esa media y obtener unos retornos bastante interesantes de manera sostenida en el tiempo e incluso superiores a los que se pueden derivar de otros instrumentos de ahorro.1Por tanto, como ocurre con todo lo relacionado con la inversión de los ahorros personales la clave está en un adecuado asesoramiento financiero que permita encontrar planes de pensiones que se salgan de la media, con un adecuado control del riesgo así como con una visión orientada al largo plazo. La confianza en el equipo gestor es lo más importante, se deben buscar equipos con una filosofía adecuada y basada siempre en un estudio fundamental de las compañías, que puede complementarse con una visión macro del entorno de los países en los que operan.

Es casi seguro, que si se hace una gestión activa de los ahorros a través de planes de pensiones, la rentabilidad que se puede obtener  es exponencialmente superior a la que obtendríamos si mantuviéramos el dinero en depósitos. Esta afirmación choca con la realidad cuando según una encuesta reciente de Blackrock, la gente mantiene el 62% de sus ahorros en liquidez.

En definitiva, los españoles deben tener presente que si quieren disfrutar de una jubilación tranquila deben utilizar alternativas complementarias a las pensiones públicas. La regulación favorable de los planes de pensiones así como la flexibilidad de productos en el mercado permiten disfrutar de esa renta adicional asegurando un futuro incierto por la problemática de los sistemas de pensiones públicos.

Ignacio Marín, Departamento Comercial Gesconsult

Creando valor más allá de las etiquetas

En todas las facetas de la vida tendemos a posicionarnos. La gestión de inversiones, y más en los últimos tiempos, no es una excepción.

¿Value o growth? Esta era la pregunta a la que te tenías que enfrentar hace unos años cuando tratabas de explicar la gestión de un fondo de renta variable. Ahora la cuestión es si eres un gestor value o no. Sin más. Fuera de lo primero… el abismo.

Bajo nuestro punto de vista existe una paleta de colores, más allá del blanco o negro, en la que también se genera valor para el partícipe y que no necesariamente tiene que pasar por una gestión estrictamente “value” o “growth”.1En primer lugar, definamos qué es la gestión value y growth.

En el caso de la primera, se trata de buscar compañías que están cotizando por debajo de su valor real, que el mercado, por la razón que sea, tiene infravaloradas. Básicamente y simplificando mucho, la inversión value consiste en comprar barato (conociendo bien el negocio, el equipo gestor) y tener paciencia ya que tarde o temprano el mercado acabará reconociendo el valor intrínseco de la compañía.

Añadiría una característica más de los gestores más “deep value”: dicen que no tienen en cuenta la macroeconomía a la hora de gestionar.

Como pueden ustedes comprender, en la línea de comprar empresas baratas andamos la gran mayoría de gestoras del mercado. En Gesconsult desde hace más de 30 años.

La gestión growth se caracteriza por invertir en negocios que crecen por encima de la media, sin importar tanto el precio al que coticen. Podrán comprobar ustedes, que en la mayoría de páginas especializadas en el sector de la inversión, a la inversión growth ni siquiera se le presupone, erróneamente, un buen conocimiento del negocio o del equipo gestor.

Como hemos anticipado anteriormente, creemos que es posible generar valor a los inversores (al final, más allá de todo el ruido, se trata de eso) descubriendo empresas que cotizan a ratios atractivos y que gran parte del mercado todavía no ha deparado en ellas, partiendo, y aquí está la clave, de un conocimiento profundo del entorno macroeconómico en el que nos encontramos.

Creemos que, inexorablemente, la situación macroeconómica se acaba filtrando, en la mayoría de las empresas, a la cuenta de resultados y a los balances. Para jugar una partida es imprescindible conocer el tablero de juego donde esta se desarrolla, máxime si este es cambiante.

Y dentro de todo este movimiento, la variable política está, por desgracia, muchas veces unida al devenir macroeconómico.

¿Creen ustedes que, como inversores, hubiera dado lo mismo que ganara las elecciones presidenciales en Francia Macron o Le Pen? ¿Da lo mismo tener inversiones en Reino Unido y que se produzca el Brexit? (Una pista: muchos grandes bancos de inversión y empresas están moviendo sus sedes de Londres a otras ciudades del resto de Europa). ¿Da lo mismo que gane Trump con el programa económico/político que llevaba su candidatura y su implicación no sólo para los propios EE.UU sino también para todos los países de su entorno, léase, por ejemplo, México?. ¿Le daría igual a un inversor que Grecia o España en su momento hubieran salido de la zona euro?

Compañías como Telefónica, BBVA, Santander, Gas Natural, Repsol (antes YPF) u otras, saben de la importancia de sus inversiones en países cuyas políticas económicas han sido, por decirlo suavemente, erráticas. Han tenido que hacer frente a provisiones a lo largo de las últimas décadas y tanto ellas como  sus accionistas saben de la relevancia de los acontecimientos políticos en el devenir de las empresas.

Otro ejemplo, creemos que bastante tangible, es el de la política de tipos de interés de los Bancos Centrales. Su impacto en los costes financieros de las empresas, en los resultados del sector bancario/asegurador, en la divisa, es innegable.

En un mundo en el que el apalancamiento sigue creciendo desmesuradamente, en el que cada vez se necesita más deuda para generar el mismo crecimiento. ¿No es necesario entender la evolución de la economía y los tipos de interés? ¿No se ven afectadas las empresas por los cambios de estas variables? Quizás la avalancha de nuevas emisiones y refinanciaciones a las que hemos asistido en estos últimos años nos dé la respuesta a estas preguntas.

Tampoco debemos olvidar que la inclusión de variables macreconómicas es la base a la hora de realizar la valoración de una empresa: coste del equity (Ke) o de los fondos propios donde el activo libre de riesgo (bono emitido a 10 años) es una parte clave o el coste de la deuda (Kd).

2

En un entorno de bajos tipos de interés y de mejora en el entorno macroeconómico y de mayor confianza de los inversores (importante el grado de confianza política/económica que se transmita) el número de fusiones y adquisiciones aumenta.

Bajo nuestro punto de vista, a la hora de invertir en empresas de perfil cíclico es primordial tratar de anticipar o saber en qué momento del ciclo económico nos encontramos. Lo mismo se puede decir a la hora de invertir en empresas reguladas: es vital conocer el entorno regulatorio/político. También es Importante dentro del ciclo económico la tasa de paro para tratar de vislumbrar posibles movimientos inflacionarios salariales y su posible repercusión en los márgenes.

Con todo y más allá de las etiquetas, el objetivo final de todo inversor debería ser comprar activos por debajo de lo que realmente valen y en la determinación de ese valor las variables macroeconómicas son una parte importante, al igual que lo es la capacidad de generar beneficios (principal argumento de la gestión growth), en el desarrollo de la vida de una compañía y, por lo tanto, en su valor.

Alfonso de Gregorio, Director de Gestión de Gesconsult

Las curvas de tipos en dos etapas distintas del ciclo: EEUU y EUROPA

Mientras que la curva americana se aplana en 2017… 1

 

La combinación del ciclo de subidas de la Fed y la caída de las expectativas de inflación han provocado el aplanamiento de la curva americana. El riesgo está en la reducción del Balance de la Fed.

… la curva en Europa sigue ganando pendiente en 2017

2Sin embargo, la curva europea sigue incrementando su pendiente.

La diferencia entre las dos curvas estriba en los distintos momentos del ciclo económico en el que se encuentran Estados Unidos y Europa.

ESTRATEGIA EN RENTA FIJA:

BONOS FLOTANTES PARA POSICIONARNOS EN EUROPA Y ESTADOS UNIDOS

3

En Estados unidos, el Libor 3 meses empezó a subir 18 meses antes de la subida efectiva de los tipos de interés. Pensamos que es una oportunidad ir construyendo cartera en bonos flotantes en euros con la idea de que ocurra algo similar en Europa.

4

Esta estrategia la implementamos en nuestro fondo mixto de renta fija zona euro, Gesconsult Renta Fija Flexible, que alcanza una rentabilidad en el año del 2,08% (a 13 de julio 2017).

 

¿ Es hora de invertir en Europa?

Desde Gesconsult creemos que ha llegado la hora de invertir en Europa, un área donde los inversores retoman confianza.

Las claves principales para ello son:

  • Crecimiento económico;
  • Recuperación de los beneficios empresariales, que será mayor en Europa que en EEUU;
  • Reducción del riesgo político.

Visión de Mercados

La macroeconomía tiene su reflejo en las bolsas. Los buenos datos macroeconómicos, al final, tienen su reflejo en las bolsas tanto en Europa ….

1

… como en España.

2.La hora de Europa ha llegado, los inversores confían en Europa finalmente.

3

El comportamiento de los índices europeos en 2017 ha superado al de la mayoría de índices mundiales pero muy especialmente a los norteamericanos y, en los próximos meses, pensamos que este mejor comportamiento relativo debería continuar gracias al potencial de recuperación de sus beneficios y a sus valoraciones.

La recuperación de los beneficios empresariales será mayor en Europa que en EEUU.

4

 

¿Cómo están posicionados nuestros fondos?

5

Todas estas oportunidades se pueden capitalizar a través de nuestros fondos de inversión:

  • Gesconsult Renta Variable: Fondo de renta variable española. Aprovecha las oportunidades del potencial de la bolsa española, centrado en pequeñas y medianas pequeñas. Rentabilidad acumulada 2017 a 19/06/17: +17,23% vs Ibex 35 +16,00%. 
  • Gesconsult Crecimiento Eurozona: Fondo de renta variable europea, invertido en un 40% en valores franceses ligados a la recuperación del consumo y cada vez más centrado en pequeñas y medianas compañías europeas. Rentabilidad acumulada 2017 a 19/06/17: +12,52% vs EuroStoxx 50 +8,78%.
  • Gesconsult León Valores Mixto Flexible: Fondo mixto de renta variable europeo. Adecuado para capturar las oportunidades de la renta variable y la renta fija y proteger en las caídas. Rentabilidad acumulada 2017 a 19/06/17: +9,72%.
  • Gesconsult Renta Fija Flexible: Fondo mixto de renta fija, con una estrategia centrada beneficiarse de un entorno de subida de tipos y retorno de la inflación. Rentabilidad acumulada 2017 a 19/06/17: +2,17% vs Ibex 35 +16,00%. 
  • Gesconsult Corto Plazo: Fondo monetario para ganar un plus en el entorno actual. Rentabilidad 2017: +0,51%

Llegó la hora de Europa: Gesconsult Crecimiento Eurozona

En Gesconsult vemos potencial a la renta variable y, en concreto, a la renta variable europea, que cotiza con descuento frente a otras y confiamos que se tienda a ajustar. Nos encontramos ante un escenario de repunte del crecimiento económico en la Zona Euro, con países como España liderándolo y creciendo a tasas del +2,6% 2017 estimado.

Los buenos datos macroeconómicos tienen su reflejo en las bolsas europeas, así lo muestra el EuroStoxx 50 en el gráfico.

1

Además el riesgo político se ha reducido en Europa tras el resultado de las elecciones francesas.

Por el lado de las valoraciones, las bolsas europeas, en concreto el EuroStoxx 50 y el Ibex 35, tienen más potencial que el S&P500, un índice que vemos más ajustado por valoración.2

El comportamiento de los índices europeos en 2017 ha superado al de la mayoría de los índices mundiales pero muy especialmente a los norteamericanos y, en los próximos meses, pensamos que este mejor comportamiento relativo debería continuar gracias al potencial de recuperación de sus beneficios y valoraciones.

Estas oportunidades de mercado sabemos cómo capitalizarlas y Gesconsult Crecimiento Eurozona es el fondo para ello. Creemos que en entorno actual es el fondo perfecto para beneficiarse del potencial de la bolsa francesa, una vez despejada la incertidumbre política,  y de otras plazas europeas.

Gesconsult Crecimiento Eurozona está gestionado por Lola Jaquotot desde 2009.

Del fondo destacamos lo siguiente:

  • El fondo alcanza una rentabilidad en el año del +11,65%, batiendo a su índice de referencia, Eurostoxx 50, que alcanza en el año una rentabilidad del +10,68% (datos a 15 de mayo 2017). Destaca que desde 2009, cuando Lola Jaquotot toma la gestión del fondo, acumula una rentabilidad del +64,71% frente al +49,86% del EuroStoxx 50. La volatilidad a 5 años del fondo es del 18,03% frente al 21,97% de su índice de referencia.

3

  • Actualmente, el fondo tiene alrededor de un 41% de la cartera de renta variable invertida en valores franceses. Por valoración encontramos compañías atractivas y baratas en este mercado, sobre todo vinculadas al sector de consumo cíclico. Alemania, España y Portugal pesan alrededor de un 10-11% en cartera. Destaca que en Portugal encontramos oportunidades en el sector materiales vía papeleras y el perfil de inversión en Alemania es más industrial.

4

  • Por sectores. El sector más ponderado en la cartera de Gesconsult Crecimiento es el de consumo cíclico y es que la recuperación ha venido vía consumo y consideramos este es el sector con mayor potencial al alza. Además, confiamos en empresas de tipo industrial, donde cabe resaltar la fortaleza del sector exportador alemán, y es que nos encontramos ante un escenario con cifras récord de PMIs en Europa. Por otro lado, la inversión en el sector financiero se apoya en una subida de tipos de interés y un mejor entorno económico.

5

  • Gesconsult Crecimiento tiene actualmente una posición del 40% de su cartera en pequeñas y medianas compañías. La tendencia es que el fondo esté cada vez más invertido en empresas pequeñas y medianas donde encontramos valor.

¿Llegó el momento de la renta variable española?

Parece que las incertidumbres de tipo político en Europa poco a poco se van despejando, lo cual podría suponer un balón de oxígeno a las bolsas los próximos meses.

Con independencia de cómo se sucedan los resultados electorales europeos, de si realmente Trump va a ser capaz de hacer realidad todas sus promesas de estímulos fiscales y de si, finalmente, estos estímulos se traducirán en crecimiento, la realidad es que el panorama de la renta fija se encuentra marcado por el punto de inflexión que se produjo en el mes de julio pasado, donde se invirtió la tendencia de los tipos a largo, tanto en Europa como en Estados Unidos. 

Desde Gesconsult vemos que nos encontramos ante un nuevo entorno que requiere una nueva estrategia tanto en renta fija como en renta variable. A continuación analizamos las implicaciones que tiene en renta variable. 

Un mejor escenario relacionado con los tipos interés significa que los bancos van a poder mejorar sus márgenes muy deteriorados tras la política monetaria ultra laxa del Banco Central Europeo. Tras muchos años de caídas en beneficios y en los que la banca ha tenido que solucionar sus problemas de solvencia, en Gesconsult vemos un punto de inflexión con una mejora en márgenes y volúmenes. En 2017 el sector financiero cotiza ya las mejores perspectivas de tipos (ver gráfico con alta correlación con tipos de interés) así como las mayores perspectivas de inflación.

1

Además, creemos que hemos pasado de movernos en un mundo marcado por el miedo a la deflación (en la primera parte de 2016) a un mundo marcado por la vuelta de la inflación y por unos indicadores de actividad económica que nos anticipan una continuidad de esta tendencia en los próximos meses. Para aprovecharnos de ello, invertimos en compañías como Dia, que se ve beneficiada de un entorno inflacionista.

En Gesconsult, somos una gestora que damos importancia a la macro en tanto en cuanto ésta se acaba filtrando a la micro, a las compañías, pero fundamentalmente somos selectores de compañías y nos parece vital elegir bien cuáles serán las ganadoras en un mercado que discrimina. La clave son los beneficios empresariales y como éstos se trasladan a su cotización en bolsa. Por ello seleccionamos compañías con buenos fundamentales.

Otras de las principales temáticas en cartera son las compañías cíclicas e industriales y tenemos importantes posiciones en Europac, Acerinox o Miquel y Costas que se benefician de la mejora la situación económica.

Gesconsult Renta Variable, nuestro fondo de renta variable española, acumula en el año una subida de 9,52% (a 24/03/2017). Destaca que Gesconsult Renta Variable es uno de los nueve fondos de renta variable española que cuenta con calificación de 5 estrellas por Morninstar.

El gráfico a continuación muestra la evolución de Gesconsult Renta Variable frente al Ibex 35, EuroStoxx 50 y S&P. Se aprecia cómo el fondo bate a los principales índices mundiales de manera consistente desde 2002.

2

Éstas son nuestras principales posiciones en la cartera de Gesconsult Renta Variable y los criterios de inversión que hemos seguido para invertir en ellas:

  • EUROPAC

– Cambio de Tendencia del Ciclo Económico: Europac trabaja en un sector muy ligado al consumo privado, con lo que la alta correlación con la evolución de la economía le favorece directamente.

– La papelera ha mejorado márgenes gracias a la bajada de costes de producción y la mejora del mix de producto tras las inversiones realizadas en 2015.

– La mejora de los costes de la deuda el verano pasado ha sido un catalizador a nivel de neto en 2016.

– El cumplimiento de todas las inversiones previstas le permite ahora a Europac entrar en un periodo de fuerte generación de caja.

– Papel Kraft: En 2016 la demanda muy sólida y mantenida en el tiempo. Esta fortaleza se refleja en las carteras de pedidos que a finales del año se encontraban en niveles máximos.

– El cartón sigue con una fuerte tendencia al alza en sus márgenes por la mejora de eficiencias internas y la bajada del papel reciclado.

– Europac, se está viendo beneficiada de las subidas del precio del papel y de su exposición a EEUU.

  • ACERINOX

– Vemos positivo su posicionamiento en EEUU y esperamos se vea directamente beneficiada por los planes de Trump de impulsar las infraestructuras en el país y recortar el Impuesto sobre Sociedades. Todo ello le favorecería a la compañía, al tener una fuerte presencia en el país a través de su fábrica de NAS – Vemos positivo su posicionamiento (Kentucky), donde además cuenta con una cuota de mercado del 40%.

Otros catalizadores en el valor son:

1) La evolución del precio del níquel, lo que supone mayores beneficios para Acerinox, puesto que el incremento de precio se traslada al cliente. Además, la positiva evolución del níquel supone la reactivación de la demanda de acero por parte de los almacenistas, otro factor que beneficia a Acerinox.

2) Las medidas antidumping en Europa desde principios de 2016 contra la entrada de acero inoxidable procedente de China y Taiwán.

  • MIQUEL Y COSTAS

– Su nueva fábrica de Terranova sigue haciendo crecer su cuenta de resultados en lo operativo trimestre tras trimestre. Esto le ha permitido una mejora del mix de producto que se traduce en el incremento de márgenes de más de dos puntos.

-A nivel de neto, la renegociación de los costes energéticos y los menores costes de la materia prima (papel) han ayudado, así como los menores costes energéticos.

-La fuerte generación de caja que se traducirá en nuevas inversiones de alto valor añadido siguiendo la estela de Terranova.

-De cara a 2017, está mejora operativa se acrecentará teniendo en cuenta que el EBIT de Terranova llegó a su break-even a lo largo del segundo trimestre de 2016, luego el aporte en 2017 será mayor.

Ante un escenario de tipos al alza hemos incrementado notablemente nuestra exposición al sector financiero español, a través de valores como CaixaBank (nuestra cuarta posición en cartera), Catalana Occidente (quinta posición), Bankia, Liberbank  Banco Sabadell.

  • CAIXABANK

– El sector bancario ya ha solventado sus problemas de solvencia, con las provisiones cargadas años anteriores. Ahora sólo falta que solucione sus problemas de rentabilidad. Creemos que el escenario actual de tipos al alza Caixabank permitirá alcanzar este objetivo. Su balance está orientado a favorecerse ante este nuevo escenario.

– Resultados 2016 por encima de lo esperado en la parte alta, aunque por debajo en beneficio por extraordinarios.

– Potencial para recortar el coste de su pasivo (el más alto del sector doméstico actualmente, lo que le ofrece mayor potencial de mejora).

  • CATALANA OCCIDENTE

– Buena margen de solvencia.

– No tiene exposición a emergentes pero si a la recuperación Europea/Española.

– Cuenta con uno de los mejores ratios combinados de España.

Estrategias Gesconsult

En Gesconsult vemos que el nuevo escenario que vivimos desde julio del año pasado, requiere nuevas estrategias que nos permitan no sólo protegernos ante el escenario de riesgo, sino que también nos permitan beneficiarnos del entorno actual.

Gesconsult Renta Fija Flexible, nuestro fondo mixto de renta fija, sigue con una estrategia centrada en duraciones cortas, bonos flotantes en dólares y ahora incrementándolos también en euros, coberturas sobre el bono alemán a 10 años y bonos subordinados financieros.estrategia

En concreto, por tipo de activo, la cartera de Gesconsult Renta Fija Flexible se distribuye de la siguiente manera. Un 29% de la cartera se encuentra invertida en bonos de cupón flotante, en dólares y en euros. El cupón flotante nos permite protegernos de esas subidas de tipos, rebaja la duración de la cartera y nos permite comprar un activo que se encuentra en niveles de suelo. Las titulizaciones representan el 20% de la cartera de renta fija. Por otro lado la renta fija financiera subordinada y senior, representando un 16%. Creemos que esfuerzo realizado por la banca a la hora de recapitalizarse y fortalecer sus balances supone una garantía para los bonistas y las emisiones financieras, y especialmente las subordinadas, ofrecen una rentabilidad superior a la renta fija privada no financiera. Además, un 5% de la cartera está invertida en renta fija corporativa. En nuestra opinión, aunque las acciones del BCE están afectando a todos los activos, la renta fija privada sigue ofreciendo rentabilidad adicional sobre la deuda pública (el activo más influenciado por el QE). Por último, cuenta con un 12.75% en  High Yield un instrumento necesario en las carteras, especialmente en los plazos más cortos. Siempre teniendo en cuenta la necesidad de un análisis exhaustivo de crédito para evitar riesgos que el mercado tiende a infravalorar en momentos de complacencia como el actual. El peso del fondo en renta variable es del 12% y cabe destacar que nuestra visión es positiva, tanto en renta variable europea y como española. La duración actual de la cartera del fondo es de 0,77%, con una TIR de 1,07% y una volatilidad de 3,62%. A fecha de 22 de marzo 2017, en el año lleva una rentabilidad de 0,95%.

Tal y como esperaba el mercado, la FED subió los tipos de interés 25 puntos básicos a la horquilla de entre el 0,75% y el 1%, por la fortaleza de los datos macro. Aunque el mensaje, más suave del esperado, de Yellen provocó que viéramos una rebaja en las rentabilidades de los plazos más largos de la curva americana. Con independencia de si realmente Trump va a ser capaz de hacer realidad todas sus promesas de estímulos fiscales y de si, finalmente, estos estímulos se traducirán en crecimiento, la realidad es que el panorama de la renta fija se encuentra marcado por el punto de inflexión que se produjo en el mes de julio pasado, donde se invirtió la tendencia de los tipos a largo, tanto en Europa como en Estados Unidos.

De esta manera, hemos pasado a movernos en un mundo marcado por el miedo a la deflación (en la primera parte de 2016) a un mundo marcado por la vuelta de la inflación y por unos indicadores de actividad que nos anticipan una continuidad de esta tendencia en los próximos meses. En el caso de la curva americana sí que pensamos que los tramos largos se pueden ajustar más a la realidad económica (aunque en nuestra opinión aún tengamos recorrido para ver rentabilidades más altas), sin embargo es en Europa donde vemos mayores riesgos/oportunidades dada la influencia que ha tenido, y está teniendo, el QE sobre las curvas de Deuda Pública.

En Europa, con los datos de confianza en máximos de los últimos 5 años, algunas economías creciendo por encima de su potencial y creándose empleo, sigue sorprendiendo los niveles negativos de algunas curvas europeas. Evidentemente, la explicación de esto hay que encontrarla en el QE. Sin embargo, el programa del BCE tiene fecha de caducidad y estos desequilibrios a los que asistimos deberán tender a corregirse en los próximos meses. 

1Como ejemplo, dos circunstancias de lo que está sucediendo en Europa.

En primer lugar los tipos a corto; En el último medio año (desde septiembre de 2016) la curva de futuros del Euribor ha pasado de descontar un escenario de tipos positivos a mediados de 2021 a anticiparlo a finales de 2018. Asimismo, desde que ha empezado 2017 (y solo llevamos 3 meses), los tipos en positivo han pasado de presumirse desde finales de 2019 a finales de 2018. Un año de diferencia.

2Otro ejemplo, es la evolución del bono a 2 años del tipo de interés alemán (una economía que se mueve en el pleno empleo y que crece por encima de su potencial) que cotiza por debajo del tipo de depósito del BCE. Tradicionalmente la evolución del tipo de depósito y la TIR alemana han ido bastante correlacionadas, algo que no sucede ahora. A la vista del siguiente gráfico podemos inferir dos posibilidades:

  1. Que el BCE va a volver a bajar el tipo de depósito: A la luz de todo lo anterior, parece bastante improbable.
  2. Que el tipo a dos años tiene que repuntar desde los niveles actuales: Nosotros nos inclinamos por esta segunda posibilidad.

3

Sector financiero: Oportunidad de inversión

El escenario para los mercados de renta variable seguirá siendo positivo en 2017. El crecimiento económico en nuestro país está abriendo el abanico de oportunidades de inversión. El foco en estos momentos se encuentra en el sector financiero, motivado por la calidad del balance de ciertos bancos y la potencial rentabilidad de la cuenta de resultados, aunque siendo siempre selectivos con las compañías. En Gesconsult, a través de nuestros fondos, sabemos cómo beneficiarnos de ello y contamos con posición en el sector bancario y asegurador en nuestras carteras de renta variable desde finales del año pasado.

En julio de 2016 vimos un punto de inflexión en renta fija en cuanto a tipos de interés. Desde entonces, los tipos se han ido moviendo gradualmente al alza, lo que resulta beneficioso para la banca y las aseguradoras.   La estabilización del Euribor debería otorgar una ventaja a la banca española frente a la europea, convirtiendo lo que antes era una desventaja (el crédito a tipo variable) en una ventaja.

1

Asumiendo que hemos llegado a un punto de inflexión en cuanto a los tipos de interés, merece la pena analizar la situación de la banca española frente a la europea. El nivel de depósitos de clientes y el Tipo Fijo frente a Tipo Variable son dos factores que dan a la banca en España ciertas ventajas.

De cara al futuro, creemos hay dos factores que le otorgan a la banca española ciertas ventajas: el tipo de los nuevos créditos y los depósitos. En cuanto al tipo de los nuevos créditos, destaca que España es casi el único país donde el tipo al que se están cerrando los nuevos créditos es mayor que el tipo medio de la cartera. Los depósitos también resultan clave, porque tener tan alta proporción de depósitos a plazo otorga margen para reducir el coste del pasivo pasándolos a cuentas a la vista o reduciendo su remuneración.

Por otro lado, creemos que la concentración del sector y la competencia actual podrían ser un catalizador en el sector. Destaca que el sector bancario en seis años ha pasado de 53 instituciones a 16, lo que ha provocado una menor competencia, especialmente en hipotecas y la parte de pymes. La estabilidad política y la regulación europea, que se seguirá endureciendo con Basilea IV y el estándar IFRS9 (Norma Internacional de Información Financiera), provocarán una mayor concentración.2

Otro factor importante para mejorar la rentabilidad bancaria en el actual contexto es, en el caso de la banca doméstica, la venta de activos improductivos. Para que esto se produzca, es importante que la macro en España acompañe, además de tener un elevado ratio de cobertura. Los bancos que más se podrán beneficiar de estas ventas son los bancos con mayor porcentaje de estos activos en balance. Por otro lado, si no son capaces de hacer operaciones de este tipo, los bancos con mayor “mochila” de activos improductivos se verán abocados a rentabilidades bajas durante mucho tiempo, con lo que sus posibilidades de consolidación serán muy altas. Otro punto a destacar es que los bancos, en general, han sido capaces de generar capital a lo largo de 2016. Esto se ha hecho de manera orgánica, pero también incluyendo ganancias latentes de capital de su cartera de activos en su ratio de capital.

Si bien es cierto que el alza de tipos tiene un primer efecto negativo sobre las carteras propias de renta fija, esto será compensado con la mejora en margen de intereses, siendo 2017 el último año en el que veamos caídas en el margen de intereses de los bancos. Con todo creemos que el sector bancario debería seguir beneficiándose de los mayores tipos de interés, toda vez que la presión regulatoria los ha dejado suficientemente capitalizados, en la mayoría de los casos, y que la subida de tipos puede facilitarles que solucionen su otro problema, la rentabilidad.

 

Perspectivas para 2017 de Gesconsult

Este año vemos buenas oportunidades para que el inversor pueda rentabilizar sus inversiones.

Desde Gesconsult pensamos que este año será como el pasado en cuanto a volatilidad del mercado. Por eso toca ser activo y flexible y Gesconsult lo lleva en su ADN desde sus comienzos hace más de 30 años.

Este nuevo escenario de tipos de interés, que estamos viviendo desde julio 2016, condiciona el panorama de los mercados financieros para 2017. Los últimos indicadores de actividad muestran el mayor crecimiento económico de los últimos dos años en Europa, la inflación ya no es una promesa sino que amenaza con incrementarse en el primer trimestre de este año y los beneficios empresariales parecen recuperarse gradualmente. Todo esto son argumentos a favor del mantenimiento de la inercia de los últimos meses. Esto es, tipos a largo al alza y Bolsas igualmente subiendo.

1

En renta variable, los bancos deberían seguir beneficiándose de los mayores tipos de interés, toda vez que la presión regulatoria los ha dejado suficientemente capitalizados, en la mayoría de los casos, y que esta mayor pendiente de la curva puede facilitarles que solucionen (al menos, en parte) su otro problema, la rentabilidad.

La dispersión de valoraciones, causada por la burbuja de la renta fija, nos abre una puerta para realizar inversiones entre 8 y 10 veces beneficios, en un mercado que no está especialmente barato en su conjunto.

Por sectores en 2017 prestaríamos mucha atención a aquellos con fuerte exposición exterior, sobre todo los que realicen exportaciones a EEUU. Los sectores como Alimentación, Bienes de Consumo y Salud son los que mayor exposición tienen por ingresos a EEUU, con lo que son los que más podrían beneficiarse de un euro a la baja. Otros sectores como Químicas, Tecnología, Construcción o Autos también cuentan con una importante exposición fuera de la Zona Euro. Entre los mencionados, el que cotiza a precios más atractivos en Autos. Los beneficios del sector Autos han crecido de media más de un 80% en los últimos 10 años mientras que su cotización apenas ha aumentado un 16%, circunstancia esta que provoca que los múltiplos de valoración se encuentren por debajo de la media histórica de los últimos 10 años (el sector cotiza por debajo de 7x PER17e). Teniendo en cuenta la valoración y que los beneficios del sector van a crecer a doble dígito en 2017, pensamos que el sector debería reflejar esta mejora. Sin embargo, debemos ser muy selectivos. Seguimos positivos en el segmento de Autopartes (Michelin, Valeo, Cie Automotive) y, en cuanto a los fabricantes de vehículos, estaríamos posicionados en compañías sin exposición a EEUU, ya que tras años de tendencia alcista el mercado está perdiendo fuelle y los márgenes, que se encuentran en máximos, podrían empezar a descender en 2017.

2

En renta fija, vemos tipos de interés a largo más altos de manera estructural en Europa. Seguimos observando niveles extraordinariamente bajos en las curvas de Deuda Pública europea, que deberían tender a corregirse a lo largo de 2017. Niveles del Bund en el 0,45% a diez años siguen pareciendo muy bajos comparados con el 2,48% del bono estadounidense a diez años. Igualmente, los actuales tipos de interés siguen sin reflejar la situación macroeconómica europea donde la inflación va claramente al alza. La parte positiva de esto es que contamos con los instrumentos para beneficiarnos de esta situación. La cartera de Gesconsult Renta fija flexible con una duración por debajo de 1 y una rentabilidad superior al 1% debería encontrarse protegida ante la subida de los tipos de largo plazo. Además, los bonos flotantes y las coberturas sobre el bono alemán nos darán beneficios si se mantiene la tendencia alcista de los tipos, iniciada meses atrás.

Sin embargo, no debemos olvidar los retos que afrontan las economías y los mercados en 2017. Es un año electoral en algunos de los países más importantes de Europa, las promesas de políticas fiscales en Estados Unidos deben concretarse y, especialmente, financiarse, queda por ver qué pasará con los beneficios empresariales con la fuerte subida del dólar en los últimos meses y tampoco podemos olvidar dos problemas de los que casi nadie habla, China y el elevado nivel de endeudamiento global, que si bien pueden no ser dificultades inmediatas en algún momento del futuro no muy lejano lo serán.

En definitiva, un año en el que deberemos volver a controlar de manera muy cercana los niveles de riesgo del fondo y, sobre todo, ser muy flexibles para adoptar la gestión a los diferentes escenarios que, sin duda, veremos a lo largo de 2017.