Author Archives: Guillermo Leal Longas

La gestión alternativa

Hoy en día tenemos que estar familiarizados con términos que antes no nos interesaban y eran ajenos a nuestro día a día. Afortunadamente los tiempos han cambiado y cada vez nuestra cultura financiera es mucho mayor. Hoy en día los que nos dedicamos al sector no tenemos que profundizar mucho en la diferencia entre renta fija y depósito, o la de un fondo de inversión o un depósito.

No obstante dentro del universo de los productos de ahorro e inversión hay muchísimas diferencias, estrategias, tipologías, niveles de riesgo. La complejidad y la diversidad es prácticamente inabarcable, y podríamos escribir bibliotecas enteras sobre el tema (y de hecho las ahí).

Dicho esto, al equipo de Conecta Capital nos gustaría centrarnos en una tipología muy especial dentro de los fondos de inversión, los fondos de inversión de gestión alternativa.1

La peculiaridad de un fondo de inversión de gestión alternativa frente al resto es que sus resultados no están referenciados por la evolución de un determinado índice (como puede ser el MSCI worl, el Ibex 35, el Eurostoxx 600 banks) y por ello su estilo de inversión es totalmente libre, pudiendo invertir libremente siempre que cumplan el mandato de riesgo regido en el folleto DFI (documentación fundamental para el inversor). A pesar de que los fondos de gestión alternativa aparentemente parecen productos de carácter complejo no apto para todos, la verdad es que nada más lejos de la realidad, son fondos como todos los demás, algunos más volátiles que otros, y todos muy diferentes entre sí. Otra de sus características es que suelen ser fondos de autor, teniendo a un gestor principal que decide en última instancia cual va a ser su política inversora definitiva.

Todas la gestoras de activos y grandes entidades financieras tienen fondos de gestión alternativa que incorporan en las carteras de sus clientes. Por ejemplo Ibercaja comercializa entre sus clientes el fondo Ibercaja Alpha, fondo de gestión alternativa que invierte tanto en divisa como en valores de todo el mundo, sin un objetivo predeterminado y con una libertad cuasi absoluta.

Dado que existen multitud de fondos de gestión alternativa, y que cada uno de ellos tiene temáticas y estrategias diferentes, nos gustaría centrarnos en alguno de ellos, aquellos que incorporamos en las carteras de nuestros clientes y que pueden ser un buen ejemplo de su funcionamiento.

Un excelente ejemplo de lo que es un fondo de gestión alternativa libre es el fondo Gamco Merger Arbitrage. Se trata de un fondo de inversión que invierte en valores de empresas inmersas en operaciones corporativas. El resto del tiempo invierte en activos de renta fija de corta duración. Este es un claro ejemplo de gestión alternativa, estrategias claras pero diferentes, sin seguir un determinado índice.

Otro excelente ejemplo de gestión alternativa seria el conocido Deutsche Concept Kaldermorgen, gestionado por el doctor Kaldermorgen. Combina renta fija con renta variable pero sin un porcentaje predeterminado, pudiendo combinar la liquidez con libertad absoluta, aprovechando diferentes oportunidades. Los resultados avalan la gestión.2

Como hemos dicho hay excelentes ejemplos de fondos de gestión alternativa. Además de los mencionados existen fondos con temáticas libres y excelentes resultados, como el BNY Mellon Global Real Return. Multitud de gestoras de fondos y agencias de valores nacionales también incorporan fondos de gestión alternativa, como el abante pangea, dirigido por Alberto Espelosin.

En definitiva, los fondos de gestión alternativa lo que utilizan es diferentes estrategias para generar alpha y complementar unos buenos retornos en una cartera suficientemente diversificado. Desde Conecta Capital consideramos que un par de fondos de gestión alternativa, no solo son adecuados, sino indispensables si queremos obtener rentabilidades a medio y largo plazo que superen la inflación, eso sí, a través de alguien que conozca la estrategia del gestor y el riesgo y volatilidad del fondo en cuestión. Y es que si hay algo que tienen en común los fondos de gestión alternativa, es que no hay ninguno igual a otro.

Criptomonedas

Cada vez es más habitual oír hablar en los medios especializados y en los generalistas acerca de las criptodivisas como inversión, e incluso como medio de pago, y cada vez va a ser más habitual, con el auge de las nuevas tecnologías.

Las critodivisas son moneda virtuales creadas por medio de sistemas de bloques y de seguridad virtual, pero no emitidas ni controladas por ningún banco central ni respaldadas por ningún gobierno, pero han sido aceptadas por una gran parte de la población mundial, algo fundamental para una moneda.

Existen varias criptodivisas, pero las que han sido comúnmente aceptadas como una inversión han sido el bitcoin y el ethereum, cada una con sus peculiaridades de liquidez y emisión, pero todas ellas referenciadas sobre las principales divisas, el euro y el dólar. 2A la pregunta de si es conveniente invertir en criptomonedas o no, lo fundamental es tratarla como cualquier otra tipología de inversión, por lo que hay que valorar su liquidez y su volatilidad.

La liquidez de las criptomonedas a priori es alta, al basarse en el mercado monetario, pero hay que valorar la concentración de la misma y sus limitaciones. Al tener muchas limitaciones respecto a otras divisas como el euro o el dólar (por ejemplo, no se pueden pagar impuestos por ellas o pueden prohibirse por parte de los gobiernos para determinadas operaciones) implica que su liquidez se puede reducir a la mínima expresión. Además es un mercado nuevo, lo que puede provocar que se concentre en muy pocas manos, que drenen de liquidez al sistema.

Con respecto al riesgo y volatilidad, es elevadísima. Esa misma concentración y falta de regulación pueden provocar caídas repentinas que no puedan reequilibrarse, lo que supondría unas perdidas elevadísimas si no se tiene un control. Por ello no se debe invertir nunca una parte elevada, solo aquello que se está dispuesto a perder a un 100%.3Por último es conveniente evaluar los costes. Si mucho se habla de los costes de los productos de inversión, hay que tener en cuenta que las plataformas de criptomonedas tienen comisiones muy elevadas, que si bien pueden quedar diluidas en fuertes subidas, en rentabilidades ajustadas de mercado hacen que se coman gran parte de la rentabilidad obtenida. Si se vigila por medio de entradas y salidas dichos costes pueden mermar la rentabilidad de una manera elevada. 

Por todo ello es conveniente vigilar el mercado de criptomonedas como una alternativa de inversión, pero siempre desde la prudencia, como toda inversión.

 

El riesgo en las inversiones

Mucho hemos hablado acerca de la situación actual de tipos de interés en todo el mundo. Nos encontramos en una situación en que las rentabilidades sin riesgo no cubren la inflación, y tenemos que valorar bien cómo gestionar nuestras inversiones y como diversificar nuestro patrimonio, especialmente nuestra liquidez.

Uno de los activos más conocidos es la renta variable, ya sea directa o a través de índices con ETF. Pero es muy importante que sepamos cómo hacerlo, y que peso darle.

Cada vez es más común oír hablar de cursos de bolsa, como invertir en derivados, cfd y similares, pero es vital que sepamos qué riesgo estamos asumiendo y los costes en los que incurrimos. Si bien es una opción para una pequeña diversificación, no lo podemos considerar un sustituto de otras inversiones, especialmente debido al tiempo, conocimiento y riesgo que se debe dedicar a esta tipología de activos financieros.1Las inversiones en cfd y derivados se basan para dar fuertes beneficios en la figura del apalancamiento. Ello nos permite con una pequeña retención en saldo de cuenta y a través de la figura del contrato, invertir cantidades grandes de dinero sin disponer de ese efectivo, lo que se traduce en beneficios porcentualmente más elevados. Pero no hay que olvidar que ese mismo supuesto se da a la inversa, es decir, asumimos perdidas en mayor medida de lo previsto. Es por ello que la figura del apalancamiento en derivados no es una inversión apta para todo tipo de inversores.

Más allá de estas reflexiones, lo que es fundamental es que no nos dejemos llevar por los cantos de sirena de todos aquellos vendedores de cursos de este tipo de inversiones. Lo primero de todo es saber diferenciarlos. Aquellos cursos gratuitos que se dan desde plataformas autorizadas por las agencias de valores con demos sin dinero real pueden ser una buena opción para empezar, siempre y cuando no nos obliguen a una contratación inmediata. Muy  diferente es el caso de aquellos que garantizan que viven del trading sin trabajar, y que quieren compartir sus conocimientos a través de unos cursos, que suelen tener un coste muy elevado. Cuidémonos mucho de aquellos que dicen que siempre se gana con su sistema, y que básicamente lo único que tienen es mucha imagen mediática, porque aparte del coste del curso, podemos incurrir en fuertes pérdidas si pensamos que es tan fácil como nos dicen.

Hoy en día tenemos maneras de saber si una plataforma funciona, si un sistema es correcto y si alguien está homologado por las autoridades pertinentes. Antes de tomar cualquier decisión, informémonos, consultemos y veamos si se cumplen todos los requisitos. Ante todo prudencia.diversificarNunca debemos olvidar que todas las inversiones tienen un cierto riesgo, y que nadie regala nada. Diversifiquemos e informémonos bien de cualquier tipología de inversión, y no pensemos que el trading es la panacea para poder obtener ingresos rápidos, ya que eso no existe. Cuanto más queramos ganar y más rápido queramos hacerlo más probabilidades tendremos de incurrir en mayores pérdidas de las esperadas.

Como diversificar el patrimonio

En ocasiones nos preguntamos cómo deberíamos tener nuestro patrimonio diversificado, teniendo dudas si hacemos lo correcto en invertir más en financiero, más en inmobiliario, más en nuestro negocio, más en arte, más en oro o materias primas, o como no más en liquidez.

La gráfica que se presenta a continuación establece como distribuyen su patrimonio los principales family office del mundo, y esto mismo nos sirve como ejemplo para patrimonios algo más reducidos.

1

Uno de los aspectos más importantes es la diversificación, y en ella hay que centrarse. Nunca se debe tener todo en el mismo cesto, y debemos hacer una correcta asignación de los diferentes activos, sin sobreponderar uno por encima del otro dependiendo del perfil de riesgo, y siempre teniendo en cuenta el patrimonio riesgo, rentabilidad y liquidez.

Uno de los activos inversores más conocidos y por el que todo el mundo apuesta es el patrimonio inmobiliario, pero, ¿porque invertir en inmuebles? Hay varias razones para que una parte del patrimonio sea inmobiliario, pasare a detallar algunas:

  • Crea ingresos recurrentes estables (alquileres)
  • Te protege del riesgo divisa
  • Es una inversión teóricamente menos volátil que determinados activos financieros (eso si, si se controla el precio de adquisición)
  • Tiene una buena fiscalidad

A pesar de todas las ventajas, no podemos centrar todo el patrimonio en inmobiliario, especialmente por su iliquidez en el corto plazo y por la posibilidad de improducción del mismo en un mal momento del ciclo económico.

Una posición muy importante es la tesorería (las cuentas corrientes y depósitos a corto plazo). Su principal ventaja es su seguridad y disponibilidad. Siempre es conveniente tenerla, pero desgraciadamente abusamos de ella por desconocimiento. Pasamos de inversiones a muy largo plazo a otras como la liquidez, sin considerar el paso intermedio.

La siguiente más conocida y más importante es la renta variable pura. Lo importante en ella es saber diversificar. Lo conveniente es diversificar en diferentes valores geográficos y de diferentes sectores. No debemos centrarnos en una cartera de solo bancos españoles, una cartera correcta se debería componer, por ejemplo, de algún gran banco español junto a alguna empresa de telecomunicaciones alemana, alguna tecnológica de USA y empresas de distribución francesas. Es conveniente cubrirse en divisas, para controlar el riesgo.2Otra de las posiciones importantes, pero menos conocida, es la renta fija. Activo por excelencia en tiempos pasados por su rentabilidad y estabilidad. Las hay de todos los tipos y duraciones, si bien la más conocida es la renta fija de gobiernos, especialmente las letras y obligaciones del tesoro español (al menos en nuestra zona)

Por último, los fondos de inversión y de pensiones. El activo más denostado, a pesar de ser el más eficiente al permitir invertir a la vez en los diferentes activos anteriores. Ideal para inversores minoristas y para una correcta y profesional diversificación del patrimonio. Entre sus grandes ventajas se encuentran su liquidez y su fiscalidad.

Este es un pequeño resumen de como diversificar el patrimonio de una manera eficiente, procurando obtener la mejor rentabilidad y de la manera más segura y estable. El cómo combinarlo y que peso dar a cada uno dependerá de la psicología y el perfil de cada uno, pero la diversificación siempre es algo que debemos tener grabado a fuego.

Porque es mejor invertir en fondos que en acciones

Recientemente hemos visto lo ocurrido con las acciones del banco Popular. Aunque ha sido una situación excepcional nos sirve como ejemplo de porque una inversión en fondos es mucho mejor que centrarse en un determinado tipo de valores.

Muchos fondos de inversión han invertido en activos de distintos tipos del banco popular, tanto acciones, como deuda preferente y subordinada. Aunque estos fondos han notado en su valor liquidativo la situación en ningún momento han visto peligrar su inversión, es más, en algunos casos ni lo han notado por la eficiente diversificación de sus activos.

1Además, los propios fondos comercializados por el banco popular no se han visto especialmente afectados por la situación, más allá de los descensos de su patrimonio bajo gestión.

Esos casos que se han visto en la prensa sobre gente con fuertes pérdidas que han perdido todo su patrimonio nunca se verán en una cartera diversificada con diferentes activos, fundamentalmente de fondos de inversión.

Puede que los fondos fluctúen, o que a veces las expectativas que tenemos de los beneficios a obtener no sean las deseadas. O incluso en algún caso las comisiones pueden ser excesivas dependiendo de su política inversora, pero si hay una cosa que está clara es que nunca nos llevaremos sorpresas tan desagradables como las acaecidas en estos días con la absorción del banco popular.

Por ello queremos hacer hincapié en algo tan importante como la diversificación, y que siempre es mejor tener una cartera diversificada de fondos que si bien es más “aburrida” y su potencial de revalorización a corto plazo es menor nos permitirá dormir tranquilos y ver como a medio plazo nuestros ahorros crecen de una manera eficiente y sin los sobresaltos que nos dan determinadas situaciones bursátiles.

2

Nunca hay que meter todos los huevos en la misma cesta, y es importante que aprendamos a invertir y diversificar de la manera más eficiente posible, sabiendo que la gestión patrimonial es importante, y más importante que ganar dinero es saber preservarlo.

 

Bancos Centrales y evolución en los tipos de interés

Llevamos mucho tiempo escuchando acerca de las previsibles subidas de tipos de interés y de las retiradas de estímulos de los bancos centrales. Todos los días en las noticias se habla del tema, y de las consecuencias que va a tener.

Desde Conecta Capital queremos darle un enfoque especial, y es como van a repercutir en nuestro día a día, tanto en lo que se refiere a nuestros ahorros e inversiones, como en nuestras deudas, tanto las particulares como las de pequeñas y medianas empresas.

La retirada de estímulos (es decir, que los bancos centrales dejen de comprar deuda soberana y de determinadas empresas) es una realidad en EEUU, donde es el propio mercado el que esta financiando a estas empresas. Así mismo están comenzando a subir tipos de interés, de una manera gradual pero constante. En Europa en cambio el BCE sigue comprando deuda, si bien ha rebajado las compras, y se ha empezado a hablar del momento en que dejaran de hacerlo. La subida de tipos parece que será más lejana, pero para 2019 esa subida oficial parece que puede ser una realidad.2-1024x768La primera consecuencia que se dará afectara a los llamados activos de renta fija, las obligaciones y los bonos. Un tenedor de deuda de un estado soberano con un tipo de interés muy bajo vera como el precio de su activo bajara (como ya está pasando). El interés se seguirá abonando, pero si quiere venderlo a precio de mercado bajara, al ser el nuevo activo emitido más caro. Esto afectara especialmente a los partícipes de fondos de inversión de renta fija de larga duración y de los mal llamados fondos garantizados. Los valores liquidativos de estos fondos bajaran, de modo que si queremos rescatarlos tendremos perdidas. Por ello este tipo de activos deben ser puestos en revisión. En cambio se verán beneficiados aquellos fondos de renta fija de corto plazo con suficiente liquidez para asumir compras en duración, que serán los primeros que podrán adquirir esos nuevos activos repreciados e ir renovándolos conforme venzan los anteriores.

En lo que se refiere a los depósitos bancarios (el activo libre de riesgo más común en España), la evolución no será tan directa. Tenemos que tener en cuenta que los depósitos bancarios son utilizados como vía de captación de recursos de las entidades financieras, y que estas tienen que aprovechar las subidas de tipos para repreciar sus activos, pero esta subida no es inmediata. Además las entidades más solventes disponen de recursos de sobras, por lo que su principal objetivo será mejorar su cuenta de resultados. Las subidas de tipos serán aprovechadas por sus divisiones aseguradoras y servirán para repreciar el crédito, pero al ser progresivo (las carteras crediticias suben de manera escalonada, como explicaremos en un apartado posterior) y no necesitar liquidez no dañaran sus márgenes ofreciendo remuneraciones mucho más elevadas de las actuales.

Al hilo de lo anterior, es fundamental hablar del Euribor, principal referencia de nuestro endeudamiento en el 90% de los casos. El Euribor se fija con el interés al que se prestas las entidades y bancos centrales el dinero. El hecho de que la facilidad de depósito del BCE este en el -0,40 y que el tipo oficial sea cero, hace que las entidades hayan entrado en el terreno negativo para estas operaciones. Eso hace que el Euribor que revisa nuestras hipotecas este en esa cota. Cuando esas medidas se suavicen el Euribor ira evolucionando hasta alcanzar las cotas positivas, pero tenemos que tener en cuenta que será gradual, y que nuestros prestamos suelen tener periodos de revisión cada seis meses o un año. Es decir, que alguien que disfrute de una hipoteca al Euribor más 0,85 puede llegar a tardar al menos dos años y medio hasta que llegue a pagar un uno por ciento, según las previsiones de los principales analistas. Es evidente que nuestros préstamos subirán, pero no nos encontraremos subidas tan fuertes como las vistas en periodos pasados en un periodo estimado de cinco años.1

Ya en lo que se refiere a renta variable, siempre se dice que subidas de tipos perjudican a los activos de renta variable. En este caso nos tomaremos la afirmación con matices. Si las retiradas de estímulos se producen por un crecimiento estable y saneado de las economías desarrolladas, los activos de renta variable deberían llevar una evolución alcista estable (con sus sanas correcciones) y no exabruptos a la baja como los observados en esta década de crisis. Muchas empresas de diversas tipologías se beneficiaran de los dos factores, tanto crecimiento como subida de tipos (como empresas del sector financiero y asegurador)

En conclusión, todavía queda mucho tiempo para que veamos efectos reales, si bien parece que las medidas se van a empezar a tomar a lo largo del año en curso. El tiempo dirá como responden los mercados y su efecto en la economía real, aunque si hay algo que podemos asegurar es que parece que será algo gradual.

Como encontrar y contratar fondos de inversión

Muchas veces se habla en la prensa sobre diferentes productos de inversión. Encontramos referencias en los medios sobre diferentes fondos de diferentes gestoras, que invierten en distintos estilos de inversión y en todo tipo de activos y zonas geográficas.

Pero muchas veces el consumidor final no sólo no los conoce, sino que no sabe cómo acceder a ellos. Muchos piensan que son productos complejos para grandes fortunas no accesibles al consumidor final, que debe limitarse a lo que le comente el gestor del banco de turno. La verdad es que nada más lejos de la realidad, existen diferentes formas de poder contratar dichos productos sin ningún coste adicional y de una manera sencilla. Además estos productos tienen clases disponibles para todo tipo de ahorradores, pudiendo adquirir fondos de inversión con cantidades inferiores a los 1000€.1

Existen varios modos de poder adquirir cualquier fondo de inversión, independientemente de que la gestora sea una gran entidad financiera, una gran gestora, una aseguradora o una pequeña gestora independiente.

La primera vía es acudir directamente al emisor. Esto es lo más común en los fondos de entidades financieras y aseguradoras. Si quiero adquirir un fondo de la Caixa asset management lo normal es acudir a las oficinas de Caixabank a consultar por él. En el caso de gestoras independientes también se puede hacer así, aunque suele ser menos habitual, al carecer de una fuerte red comercial como las que tienen los bancos. Para contratar fondos de inversión de entidades financieras extranjeras sin presencia retail en España deberemos hacer lo mismo. Comentar que esta vía, siendo la más fácil a primera vista, es a todas luces la menos adecuada. Tendré que consultar individualmente en diferentes sitios la evolución de mi cartera, y puede que en la entidad financiera me intenten orientar hacia determinados productos, cuando lo único que me interesa es ese fondo de inversión en concreto.

La segunda vía, y la que consideramos más eficiente, es acudir a los llamados supermercados de fondos. En España existen multitud de entidades financieras, entidades aseguradoras y agencia de valores que actúan como supermercados de fondos. Estas entidades permiten a través de sus plataformas contratar cualquier producto financiero nacional o extranjero. Desde sus cuentas de valores se pueden contratar fondos, planes de pensiones, etf´s así como contratar cualquier valor nacional o extranjero, tanto de renta fija como de renta variable. Las ventajas de acudir a los supermercados de fondos respecto a las entidades tradicionales son enormes. La primera es que desde una misma plataforma podemos contratar cualquiera de los productos, ahorrando una cantidad de tiempo tremenda. Además su coste es exactamente el mismo, por lo que dicha comodidad es gratuita. Además al ser plataformas exclusivas para dicho servicio la profesionalidad de sus miembros es mayor que en entidades tradicionales, al ser exclusivamente ese su negocio. Aparte de todo, con un solo vistazo desde una aplicación de móvil vemos el posicionamiento de nuestra cartera, como evoluciona y si hay que hacer cambios. Además podemos cambiar o deshacer nuestras posiciones sin necesidad de tener que acudir a la fuente, y de este modo buscar lo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

2Si hay alguna desventaja que se le pueda achacar a estas plataformas es el desconocimiento que el gran público tiene de ellas. Muchas personas no conocen su funcionamiento o lo fácil que es acceder a ellas, siendo asequibles para cualquier usuario. Otra de sus desventajas (por decir algo) es la cantidad y variedad de productos financieros del que disponen. Antes he comentado que su gran ventaja es la variedad y la información que se nos da del producto en cuestión, pero no debemos olvidar que son productos financieros. Existen determinados ratios e indicadores que determinan si un producto puede ser adecuado para mí o no, y a qué plazo y con qué importe debería tenerlo. Muchas veces esa información es compleja, y a veces no disponemos del tiempo necesario para analizarla.

De ahí que dichas entidades normalmente recurren a figuras como los agentes, las EAFIS o asesores, que complementan su actividad, aportando los conocimientos que disponen al inversor minorista para que este tenga acceso a plataformas que de no ser por ellos quedarían limitadas a los que nos dedicamos a esto, o a aquellos que pueden permitirse pagar a una profesional cualificado a tiempo completo.

Por ello, para aquellos que les interesa contratar cualquier producto financiero les invitamos a que consulten las diferentes posibilidades que ofrecen los supermercados de fondos, pero si es posible acceder a ellos a través de un profesional que revise aquello que es mejor para el inversor.

Ahorro conservador

En todos los foros económicos y en la prensa especializada estamos recibiendo información todos los días relativa a lo difícil que es la situación para el ahorrador conservador. Las sucesivas crisis que venimos sufriendo (crisis subprime, de deuda soberana, financiera) han derivado en una política monetaria ultralaxa creada para hacer el sistema sostenible. El elevado grado de endeudamiento de las empresas y de los estados ha terminado derivando en políticas de tipos de interés por debajo del cero y en una expansión monetaria global de los bancos centrales más importantes del mundo (especialmente la FED, el BCE y el Banco de Japón)

Esta situación se ha visto agravada en España por la especial situación de su sector financiero y el perfil del ahorrador español, altamente conservador y acostumbrado a ser bien remunerado por su dinero. Todavía me recuerdan los clientes que en 2009 hacían rondas por sucursales bancarias de Cajas de Ahorro actualmente desaparecidas en las que pagaban el 5 y hasta el 6% por plazos a un año garantizados por el FGD. Esas situaciones totalmente insostenibles derivaron en la desaparición de las entidades que tenían esas prácticas.

ahorro

Hoy la situación es radicalmente opuesta. La competencia bancaria, que sigue existiendo, se está dando en el activo, y el ahorro sin riesgo ha dejado de ser rentable y necesario para dichas entidades, que deben ofrecer un plus por sus servicios si quieren obtener beneficios. Además, dada la competencia de asesores y fintech, con unas estructuras de negocio más eficientes y menores y mayor disponibilidad y servicio hace que resulte más difícil rentabilizar el negocio de una manera más eficiente.

Hay que tener en cuenta que en otros tiempos el dinero sin remunerar era altamente rentable para una entidad financiera. Podían permitirse el lujo de remunerar una gran parte del ahorro del cliente y su parte sin remunerar les cubría los gastos. Así mismo cubrían al cliente de regalos comprados con un fuerte descuento sacando rentabilidades adicionales. Eso les daba para pagar los sueldos de tres o cuatro personas que solo atendían en caja y hablaban con el cliente. Posteriormente una crisis de liquidez hizo que las entidades se pelearan por el dinero del cliente, lo que en nuestro sector se conoció como la guerra del pasivo. Todos se peleaban por plazos altamente remunerados sin compensación alguna al cliente. Finalmente las autoridades monetarias reaccionaron tomando fuertes medidas que aun hoy persisten.

¿Y cuál es la situación actual? Las entidades financieras gozan de liquidez, y no necesitan utilizar el pasivo como medio de captar clientela, debido a sus necesidades de generar ingresos recurrentes. Su actividad comercial se centra en el activo y en el pasivo fuera de balance, donde todas quieren ser diferenciales. Así mismo se escuden en productos financieros garantizados a largo plazo que no cubren la inflación para sus clientes pero que si les aportan ingresos en comisiones a corto plazo.

Dicho todo esto, hoy se nos pregunta si volverán los depósitos bancarios a precios atractivos. La respuesta es no, pero con matices. Los plazos fijos siempre estarán ahí, pero no volveremos a ver cincos ni seises. Para que el tipo de interés libre de riesgo pueda ser tan elevado los tipos oficiales deben ser incluso superiores, y los préstamos se deberían encarecer en una proporción mayor. Además la inflación debería subir al doble, y por ello los salarios (no he encontrado a nadie que me diga que crea que su sueldo va a subir un 10% anual). Además los estados y empresas deberían pagar cantidades elevadísimas por sus deudas, solo compensables por su capacidad de generar ingresos. Esta situación ni esta ni se le espera en un largo plazo de tiempo.

8667622fa09117af

Por ello debemos ser realistas y asumir la situación actual. Debemos conocer cuál es nuestro ahorro presente y futuro, analizar nuestra capacidad de endeudamiento y saber que cada euro de nuestro dinero cuenta. Diversifiquemos en distintas estrategias de corto, medio y largo plazo, y ampliemos nuestros conocimientos financieros siendo conscientes de esta nueva situación. Apoyémonos en profesionales del sector y pensemos que podemos adaptarnos, al igual que nos hemos adaptado al boom de las nuevas tecnologías. Los nuevos escenarios no tienen por qué ser peores, solo diferentes. Y de todos los cambios siempre surgen oportunidades.

El porque de las certificaciones financieras

Todos los días vemos en la prensa especializada como las entidades que prestan servicios financieros están recurriendo a diversas agencias certificadoras para que sus agentes y empleados tengan la titulación específica de asesoramiento financiero. Es algo que desde nuestra profesión consideramos esencial, y que aporta un gran valor añadido tanto a los que nos dedicamos a esto como a nuestros clientes, pero muchas veces tenemos que preguntarnos que son y para qué sirven.

Las certificaciones de asesoría financiera son titulaciones de carácter privado emitidas por diferentes entidades de reconocido prestigio autorizadas para operar en los distintos mercados financieros. Aquellos profesionales que desean formar parte como asociados de estas entidades tienen que pasar diferentes pruebas y revisiones, así como probar su honorabilidad e integridad en los mercados financieros, teniendo especial vigilancia en materias como el secreto profesional y la ausencia total de conflictos de interés.

Hand completing a multiple choice exam.Que un profesional tenga dicha titulación nos está indicando varias cosas, muy importantes en lo que a gestión patrimonial se refiere. Lo primero y fundamental es que tiene conocimientos exhaustivos de las materias y productos que trata. Conoce términos como volatilidad, VAR, está cualificado para evaluar el perfil de riesgo de un cliente, conoce los fundamentos básicos de los mercados financieros y los diferentes riesgos que se dan entre los distintos tipos de activos que se dan en el mercado. La segunda, no menos importante, es que tiene la obligación de observar diferentes reglas que de no cumplirse supondrán su inmediata expulsión de la asociación, y por ello de la profesión. En ningún momento puede realizar recomendaciones que no sean acorde a mercados, ni puede operar fuera de mercados regulados. La última es que continuamente se evalúa al profesional. Cada cierto tiempo se refrescan sus conocimientos, con formaciones constantes y evaluaciones sobre las materias que trata.

En Europa existen diferentes asociaciones certificadoras, pero son dos las más conocidas, relevantes, importantes y a los que las principales compañías de servicios financieros recurren. Cualquier profesional que tenga una de ellas es una excelente opción para la gestión patrimonial, independientemente de que sea más o menos conocida.

La más conocida es EFPA, asociación europea de asesoramiento financiero. Los asesores de EFPA revisan sus conocimientos periódicamente y tienen que pasar fuertes exámenes para conseguir la certificación. La mayor parte de las entidades financieras españolas (como Ibercaja, Bankia o Banca March) recurren a ellos como certificadores.

mifid-iiLa segunda más conocida es CISI. Organización británica pionera en el asesoramiento financiero en Europa (no hay que olvidar que los británicos siempre han ido por delante en lo que a materia financiera se refiere). Para ser asociado ACSI de CISI se deben pasar diversas pruebas de conocimiento y una posterior prueba de ética en los servicios financiero. Así mismo, al igual que EFPA, establece diferentes programas formativos para que sus asociados refresquen sus conocimientos. Entidades de primera magnitud en banca privada como La Caixa o Andbank-Inversis certifican sus agentes y empleados con ella.

Se abusa mucho hoy en día de la palabra asesor, y más todavía de la palabra asesor financiero. Independientemente de la profesión que se tenga (miembro de una EAFI, agente financiero de arquitectura abierta, agente exclusivo, gestor comercial de banca personal, etc) para que alguien pueda ser denominado asesor financiero debe poseer alguna certificación (ya sea las antes mencionadas o alguna similar).

Con esto no quiere decir que alguien que la posea sea infalible o todo lo que nos vaya a ofrecer sea bueno. El profesional también debe tener herramientas para poner en valor sus conocimientos. Si operas en una entidad financiera que no ofrece arquitectura abierta a sus clientes, tus limitaciones van a ser similares a las de otro empleado que no posea dicha certificación. Es más, la frustración del empleado formado e informado será mayor, al conocer las limitaciones de lo que ofrece o que sepa que su precio no es el correcto.

Todas estas cuestiones esperemos que se resuelven con MIFID II, y que pongan en valor el servicio que se ofrece desde las diferentes entidades que operan en los mercados y los profesionales que trabajamos en este gremio.

 

Renta Fija, que de Fija solo tiene el nombre

Nos encontramos actualmente ante un momento de desconcierto para el ahorrador tradicional. Los tipos de interés del dinero se encuentran bajo mínimos. El tipo de interés oficial del dinero en la zona euro está en el cero, la tasa de interés de depósito del BCE en el -0,4 y el Euribor diario va a cerrar hoy en el -0,10 (y previsiblemente esa va a ser la tasa en la que cerrara el mes). Además nos encontramos con la paradoja de que la inflación previsiblemente superara el 2%, debido fundamentalmente al factor energético.

Uno de los mecanismos más comunes para los ahorradores tradicionales con conocimientos y disponibilidades más elevados ha sido siempre recurrir a la renta fija, fundamentalmente la del propio país (en nuestro caso letras y bonos del tesoro español o fondos de inversión centrados en esa categoría. Normalmente los fondos de inversión más contratados en las entidades financieras eran ese tipo de fondos, con baja volatilidad y riesgo controlado. Pero desgraciadamente esta no es la inversión más adecuada en este momento.

Muchas veces se nos olvida que la renta fija cotiza, y tiene riesgo. La renta fija puede ser tanto pública como privada, siendo esta última emitida por empresas cotizadas con negocios en todo el mundo (salvo determinadas excepciones). La renta fija tiene dos riesgos fundamentales que nunca podemos olvidar, el riesgo de interés y el riesgo de crédito.

2

El riesgo de interés, el más importante en este momento, se da fundamentalmente en obligaciones y bonos de tipo de interés fijo. Si los tipos de interés oficiales suben y el emisor tiene que pagar más por su nueva deuda, mi bono con deuda anterior a tipo de interés más bajo tendrá un precio menor si quiero deshacer la posición, a pesar de que siga cobrando el cupón si la mantengo. Esto mismo se trasladar al fondo de inversión. Si mi fondo tiene comprada deuda pública a largo vencimiento, si lo mantengo en cartera se puede dar la situación de que su valor liquidativo baje, por lo que perderé las plusvalías acumuladas.

El riesgo de crédito (o riesgo de emisor) se da fundamentalmente en la deuda privada (aunque recientes casos como el de Grecia nos han demostrado que los países pueden también tener fuertes desequilibrios financieros y llegar al default). Si mi bono es de una empresa de la que hay dudas de su solvencia y que puede no pagar, su cotización puede bajar a gran velocidad, llegando a acumular fuertes pérdidas. Además hay que tener en cuenta que existen muchas tipologías de bonos (deuda perpetua, preferente, subordinada) y dependiendo de su tipología se puede tener prelación en el cobro o quedarnos los últimos.

Es por ello que tenemos que vigilar bien nuestras inversiones y saber lo que contratamos. Soy el primero que pienso que en una cartera diversificada debe haber renta fija, pero eso no quita para que sepamos seleccionar bien el fondo o activo de renta fija que contratemos. En el momento actual es muy importante contar con fondos de inversión que jueguen la renta fija a corto plazo, con combinaciones entre pública y privada pero siempre que seleccionen activos de alta calidad y con la flexibilidad suficiente para estar en corto y largo. Además es preferible que tengan un patrimonio muy elevado para aprovechar oportunidades y comisiones bajas que no se coman el beneficio.

3

Pero además tenemos que combinar las carteras con otro tipo de activos. Tenemos que tener en cuenta que la renta variable es indispensable en el medio y largo plazo. Aunque su volatilidad sea mayor el riesgo no es tan elevado si lo comparamos con la renta fija. Una buena empresa que cotice y no tenga necesidades de emisión de deuda es una excelente inversión, a pesar de que pueda subir o bajar de precio según las circunstancias. Un buen fondo de renta variable será siempre una buena opción si analizamos bien donde invierte (tanto sectorial como geográficamente) y la experiencia del equipo gestor.

En definitiva, en este momento de mercado tenemos que cambiar el chip, y valorar detenidamente donde asignamos nuestros recursos. Por ello es tan importante una buena labor de asesoramiento, para que un profesional del sector analice de la mejor manera posible cuales son los activos financieros que nos permitan optimizar nuestros ahorros de la manera más eficiente posible.